WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la llevaron a la comisaría

La conductora rebelde depuso su actitud luego de más de tres horas

La presencia en el lugar del juez de Faltas habría terminado por convencer a la mujer de bajar del rodado.

Después de más de tres horas depuso la actitud la conductora que se resistía a bajar de su auto durante un control de tránsito que tenía desarrollo en la zona céntrica. Junto con ella se encontraba una menor de edad. Tal como informó este medio, el hecho provocó la atención de otros automovilistas y peatones, puesto que personal tanto de Tránsito como la Policía se dieron cita en gran número en el sector de O’Higgins y Darregueira. La tensa situación se logró destrabar una vez que se presentó en el lugar el juez de Faltas.

Todo comenzó alrededor de las 14, cuando los inspectores interceptaron un automóvil y le solicitaron a la mujer que lo guiaba la documentación personal y del rodado. También le solicitaron que sople la pipeta para corroborar si estaba manejando bajo los efectos del alcohol.

Los agentes de Tránsito constataron que no existía la póliza de seguro que se exige para circular. Cuando se iba a realizar el control de alcoholemia, la automovilista se negó a realizar el estudio. Esa circunstancia conlleva un acta de infracción por presunción de alcoholemia positiva.

Una fuente de la Comisaría Primera confirmó que pasadas las 18, la automovilista arribó a esa dependencia de calle Berutti 650. Un vocero policial dijo que, al menos inicialmente, la conductora “está negada para hablar”. Cabe aclarar que la conductora no está detenida.

Lo más leído