WhatsApp de Publicidad
Seguinos

para desactivar tensiones

Tras la queja de Boric, el Gobierno retirará los paneles que instalaron en territorio chileno

Se trata de las estructuras que se desplegaron más allá de la frontera y que provocaron el reclamo de Chile.

El gobierno argentino removerá en las próximas horas los paneles solares de la Armada Argentina que fueron instalados por error en territorio chileno, una situación que llevó al presidente chileno, Gabriel Boric, a exigir su inmediata remoción.

La decisión se anunciará hoy mismo tras las comunicaciones entre la canciller Diana Mondino y el ministro de Defensa, Luis Petri. Estas conversaciones se produjeron después de que el presidente Boric expresara su descontento por la demora de Argentina en establecer un plazo para retirar las estructuras. “Retiran los paneles a la brevedad o lo haremos nosotros”, fue la contundente declaración de Boric que encendió las alarmas.

El Gobierno argentino reconoció recientemente el error en la instalación de los paneles, pero no había especificado cuándo serían retirados. Según la información revelada esta mañana, la administración de Javier Milei planea sacarlos mañana mismo. De hecho, a las 14:00 horas está previsto que una cuadrilla especial parta con la misión de desarmar la estructura instalada tres metros más allá de la frontera argentina. “Dependerá del clima”, respondieron las fuentes al ser consultadas sobre si la remoción se realizará efectivamente mañana.

El pasado 29 de abril, la Armada Argentina inauguró el “Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1”, en la frontera con Chile en plena Patagonia. Sin embargo, unos paneles solares utilizados para proveer electricidad fueron instalados tres metros dentro del territorio chileno, causando malestar en el gobierno chileno, que reclamó formalmente a la Casa Rosada. El embajador argentino en Chile, Jorge Faurie, abordó el tema la semana pasada cuando la tensión comenzó a escalar, siendo el primero en admitir públicamente el error. “No es una obra tan impactante, son unos paneles solares colocados sin consultar bien las coordenadas que marcaban el límite. Quien instaló los paneles es una empresa que los donó. Se guió por un alambrado de una estancia que hay en la zona”, explicó Faurie.

La Fundación Mirgor y Total Energies fueron las encargadas de donar los paneles en el Hito 1, donde la Armada realiza actividades de control soberano del mar territorial argentino. Se instalaron dos módulos transportables diseñados para satisfacer las necesidades habitacionales y laborales del personal encargado del seguimiento satelital del Estrecho de Magallanes. Según el comunicado oficial del día de la inauguración, Total Energies brindó materiales y la instalación de un sistema de generación eléctrica renovable, respaldado por generación a gas provista desde hace décadas al puesto.

La escalada de tensión fue sorpresiva. Fuentes del Gobierno anticiparon que la encargada de anunciar el retiro de los paneles será Diana Mondino. Aunque estaba previsto confirmar la solución esta semana, las declaraciones de Boric precipitaron las comunicaciones internas para desescalar la situación.

Aunque los presidentes tienen visiones políticas divergentes, el trato entre ellos no ha sido tan ríspido como con otros mandatarios. Milei no ha tenido encontronazos similares con Boric como los ha tenido con Lula Da Silva o Gustavo Petro, dos líderes progresistas de América Latina. De hecho, Boric estuvo presente el 10 de diciembre, cuando asumió el nuevo gobierno.

“Tomamos conocimiento hace un tiempo que Argentina, al instalar una base militar en la región de la Patagonia, instaló unos paneles solares en territorio chileno. Recibimos una disculpa por parte de la Cancillería argentina, pero me gustaría manifestarles de manera muy clara que con las fronteras no se puede tener ambigüedades. Es un principio básico del respeto entre países y, por lo tanto, deben retirar esos paneles solares a la brevedad o lo haremos nosotros”, señaló Boric en declaraciones a la prensa.

Tal como recuerda el portal Infobae, ante estas declaraciones, el Gobierno argentino decidió actuar rápidamente para desactivar una potencial escalada diplomática.

Lo más leído