WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en diputados

La oposición negocia para imponer una nueva fórmula para las jubilaciones

Hay una doble convocatoria para sesionar este martes.

Los bloques opositores en Diputados buscaron en la previa a las sesiones convocadas para este martes superar el riesgo de los posibles bloqueos cruzados para avanzar con una nueva fórmula de movilidad jubilatoria. Las pujas por el temario y los dictámenes entre el radicalismo, el resto de los espacios dialoguistas y Unión por la Patria prolongaron el suspenso sobre las iniciativas que implicarían un golpe al Gobierno.

La pulseada opositora quedó planteada con los dos pedidos de sesión superpuestos. Rodrigo de Loredo, jefe de la bancada de la UCR, avanzó con un llamado para las 11 para tratar los proyectos para recomponer los haberes jubilatorios. Germán Martínez, titular de Unión por la Patria, concretó otra cita para las 14 y sumó la suba del presupuesto universitario la restitución del Fondo de Incentivo Docente.

Más allá del quórum para la doble convocatoria, referentes opositores exploraron la posibilidad de consensuar un proyecto. Durante el tratamiento en comisiones no lo habían conseguido, pese a que se trata de iniciativas con puntos en común: una actualización mensual en base al Indice de Precios al Consumidor del INDEC, con un empalme extra de 8,1% al 12,5% del decreto (la suma equivale al 20,6% de la inflación de enero) y un adicional del 50% de la variación entre el índice salarial RIPTE y el IPC.

En el destino del Fondo de Garantía de Sustentabilidad aparece la principal diferencia. La UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación proponen volcarlo al pago de los juicios previsionales y las deudas con las cajas jubilatorias provinciales no transferidas, mientras que Unión por la Patria se inclina por mantener la intangibilidad. Parte del radicalismo también tanteó un acuerdo con el PRO. “Imposible”, descartaron en la bancada conducida por Cristian Ritondo.

En caso de reunir las 129 presencias para abrir la sesión, el dictamen de mayoría -el primero que será considerado en el recinto- pertenece a Unión por la Patria. Los bloques dialoguistas podrían sumarse al oficialismo y al PRO para rechazarlo y pasar al siguiente despacho, pero desde esos espacios admitían la necesidad de intentar un acuerdo con el kirchnerismo para que no naufrague el tratamiento.

Sin embargo, sin el acompañamiento de la mayor parte de los bloques dialoguistas, el panorama se le haría cuesta arriba. De esos espacios, únicamente podría conseguir el apoyo de un puñado de radicales de perfil más opositor, que internamente presionaban para incluir también esas iniciativas. La mayor parte de la UCR y Hacemos Coalición Federal se mostraron reticentes a habilitar esos debates.

Fuente: Clarín

Lo más leído