WhatsApp de Publicidad
Seguinos

liga profesional

River se quedó con el Superclásico y festejó ante su gente

Con un doblete de Álvarez en el primer tiempo y el descuento de Zambrano sobre el final, el Millonario ganó 2-1 en el Monumental.

River Plate y Boca Juniors protagonizaron una nueva edición del Superclásico del fútbol argentino, con el condimento de la presencia de hinchas del “Millonario” en el estadio Monumental, después de un año y medio, luego de haberse levantado la veda impuesta para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

La primera emoción de un caliente partido llegó a los 25 minutos con un gol pura y exclusivamente de Julián Álvarez. El Araña trasladó por el carril central, llegó hasta la puerta del área, se deshizo de la marca de Campuzano con un enganche y sacó un disparo elevado con su botín derecho que dejó en ridículo a Agustín Rossi.

El segundo grito riverplatense que hizo delirar al Monumental llegó en el cierre de la primera etapa. El Millonario ejerció su intensidad en la salida de Boca, recuperó el cuero y rápidamente trianguló para dar el golpe. Carrascal abrió hacia la derecha con Simón, el juvenil tocó rasante al medio y Álvarez la empujó con el borde interno.

En tiempo de descuento, previo al pitazo final, el peruano Carlos Zambrano marcó el descuento para el conjunto de Sebastián Battaglia. La pelota ingresó con suspenso tras la atajada de Armani y el línea levantó la bandera indicando el gol lícito.

Sin dudas la presencia de más de 36 mil fanáticos de River influye en la presión de los futbolistas y altera las revoluciones dentro del campo. Los primeros indicios de un duelo friccionado se dieron a los cinco minutos, cuando Enzo Pérez le cometió una dura falta a Agustín Almendra que le costó la amarilla y el enojo de los Xeneizes.

Minutos después, Julián Álvarez fue derribado cerca de la línea lateral y Diego Gozález tiró lejos la pelota, lo cual generó la furia de los jugadores del Muñeco Gallardo, que inmediatamente reaccionaron a los empujones y las quejas al árbitro Fernando Rapallini.

Pisando el cuarto de hora, Marcos Rojo cometió dos faltas consecutivas y se fue expulsado por doble amonestación.

Con este resultado, River se convirtió en el provisorio puntero del campeonato, a la espera del partido entre Defensa y Justicia y Talleres, mañana, a las 18 horas.

Fuente: Diario Popular

Lo más leído