WhatsApp de Publicidad
Seguinos

ADUNS pide 20 mil extra

Debate: ¿Los docentes tuvieron más gastos por las clases virtuales?

Foto ilustrativa

El economista Mauro Trellini, columnista de La Brújula 24, consideró que los docentes que trabajaron con clases virtuales durante la pandemia no deberían cobrar un bono extra. Y, lógicamente, se instaló la polémica.

La opinión del profesional surgió a raíz del reclamo, también expuesto a este medio, del secretario general de la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional del Sur, Sergio Zaninelli, quien pidió un bono de 20 mil pesos porque considera que "estuvimos trabajando desde nuestras casas, dando clases, con nuestras herramientas, insumos, paquete de internet, luz y gas".

Pero Trellini opinó lo contrario. Primero, en su habitual espacio del programa "Bahía Hoy", dijo que "me pone muy contento leer hoy una noticia sobre la OMS que considera importante que vuelvan las clases a los colegios, pide que se mantengan abiertas las escuelas porque los confinamientos son una pérdida de recursos".

"Creo que la decisión es correcta y desafía un poco la evidencia, porque los países más desarrollados le han dado prioridad a la educación, tratando de mantener los protocolos", refirió.

"Acá en la Argentina el problema pasa por lo sindical, también en todo el ámbito docente" 

Y respecto del pedido del gremialista, señaló: "Yo como docente universitario con 15 años de antigüedad sostengo que es al revés, a los que tuvimos que dar clases por Zoom tendrían que pagarnos menos".

"A Zaninelli le diría que deje los cálculos económicos para los que nos dedicamos a eso. Para mí no hay nada como lo presencial, lo cual sigo reivindicando por el bien de los alumnos. Los esfuerzos trabajando por Internet son menores y los gastos también", aseveró.

"Yo hablo de manera objetiva, sin ningún tinte político ni sindical"

Además, a modo de análisis, el economista indicó que "a la educación la veo no solamente como trabajo, para mí siempre fue un placer y una dedicación por encima de lo económico. Es cierto también que yo tengo la posibilidad de dedicarme no solo a lo educativo, por eso lo veo como un placer y siempre fue así".

"En términos económicos, yo ahorré esfuerzo y por estar conectado a Zoom no tuve que gastar más. Uno tiene una banda ancha, a lo sumo pasas de un plan a otro y pagás entre 300 y 400 pesos más. La computadora la tenía de antes, no es que tuve que comprar una nueva. Si alguno tuvo que adquirirla debería haber existido un subsidio, pero algo puntual", aseveró el profesional.

"En el agregado ha sido menor esfuerzo que con presencialidad", dijo Trellini.


Lo más leído