WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se aprobó un dictamen

Compleja negociación en Diputados por cambios en Ganancias y Bienes Personales

Al acuerdo se llegó con 27 firmas y 4 disidencias parciales.

Foto ilustrativa

Como resultado del acuerdo entre el oficialismo y los bloques de la oposición dialoguista (PRO, UCR, Hacemos Coalición Federal, Coalición Cívica e Innovación Federal), se decidió en Diputados aceptar casi todas las modificaciones propuestas por el Senado, con algunas excepciones. Estas excepciones incluyen ciertos aspectos del impuesto a las Ganancias y del impuesto a los Bienes Personales. Al acuerdo se llegó con 27 firmas y 4 disidencias parciales, reflejando una negociación compleja entre ambas cámaras legislativas.

En cuanto al impuesto a las Ganancias, el dictamen de Diputados presentó dos modificaciones significativas respecto de lo aprobado en el Senado. La principal discrepancia es la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, rechazada anteriormente en el Senado. Diputados propone elevar el mínimo no imponible a $1.800.000 para solteros y a $2.200.000 para casados con hijos, afectando aproximadamente a 800.000 trabajadores con alícuotas del 5% al 35%. Además, la actualización del mínimo no imponible se realizaría trimestralmente este año y semestralmente según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a partir de septiembre.

Si se ratifica la versión original de Diputados, el Estado recaudará el equivalente al 0,16% del PBI, que irá al Tesoro, y el 0,24% del PBI, que será coparticipable con las provincias. Sin embargo, la restitución del impuesto a las Ganancias es fuertemente rechazada por los gobernadores patagónicos, quienes argumentan que gran parte de sus trabajadores, tanto del sector privado como estatal, quedarían afectados debido a los altos salarios en la región por el régimen salarial de zonas desfavorables y actividades específicas como la petrolera y portuaria.

En cuanto al impuesto a los Bienes Personales (IBP), el Gobierno se enfocó en restituir la reforma como una medida para asegurar el éxito del blanqueo de capitales. El proyecto aprobado por Diputados eleva el piso del tributo de $27 millones a $100 millones y la deducción por vivienda familiar a $350 millones. Para las declaraciones juradas hasta 2023, las tasas serán del 0,5% al 1,50%, y entre 2024 y 2026, se reducirán a dos alícuotas, del 1,25% al 1,50%, estableciéndose una única tasa del 0,25% desde 2027.

Finalmente, el Poder Ejecutivo propone el Régimen Especial de Ingreso del Impuesto sobre los Bienes Personales (Reibp), un esquema optativo y voluntario que permite a los contribuyentes unificar el pago del impuesto para los períodos fiscales 2023-2027 con una alícuota proporcional del 0,45% sobre el total del patrimonio (o 0,5% para bienes ingresados al blanqueo). Este régimen excluye a los contribuyentes adheridos de toda obligación relacionada con el IBP o cualquier otro impuesto nacional sobre el patrimonio durante dicho período, simplificando considerablemente las obligaciones fiscales para quienes opten por esta modalidad.

Con información de Infobae

Lo más leído