WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Santiago Cafiero expone en el Senado

"Mientras el Presidente se la juega por salvar vidas, la oposición se juega una elección"

El jefe de Gabinete le apuntó a la oposición y a los medios de comunicación. "Cuando esta pesadilla termine, van a tener que rendir cuentas", advirtió.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero inició su informe de gestión ante el Senado con una clara defensa de las políticas del Gobierno nacional en el marco de la pandemia de coronavirus y un directo ataque hacia la actitud de la oposición al señalar que mientras que el presidente Alberto Fernández "se la juega por salvar vidas de los argentinos y argentinas, la oposición se juega la próxima elección y los medios el rating".

Cafiero también destacó el trabajo de la Comisión de Trámite Legislativo del Senado, encargada de avalar los decretos presidenciales y remarcó que fueron "los que han estructurado las medidas de cuidado en todo el territorio nacional".

En ese contexto, insistió en que el mandatario "advirtió sobre la segunda ola y las variantes que se estaban manifestando en nuestro país, mientras el Gobierno de la Ciudad decidió judicializar medidas sanitarias y la Corte Suprema decidió partidizar sus decisiones". 

"Que la Corte haya politizado las decisiones no ha contribuido en nada sinceramente", dijo Cafiero en torno a la discusión sobre las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires y lamentó que "cuando nosotros partidizamos las decisiones de todos, degradamos la política y cada uno va a asumir las responsabilidades".

"Que en medio de la pandemia un distrito haya incumplido normas nacionales y que un poder del Estado haya querido sancionar o ejercer potestades que no le corresponden. Cuando esta pesadilla termine, van a tener que rendir cuentas", advirtió.

Cafiero declaró que con el tiempo "se sabrá quiénes escucharon más a los encuestadores que a los infectólogos y ratificó que el Presidente “sigue convocando al diálogo”. También sostuvo que el Gobierno “está llevando adelante la campaña de vacunación más grande de la historia” del país.

Fue en ese punto que aludió a las fallidas negociaciones con Pfizer, sin nombrar a la compañía estadounidense. “Hay una obsesión” sobre un laboratorio específico, dijo, en línea con los términos usados ayer por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y agregó que esa actitud “solo busca rédito político”.

(Fuentes: La Nación y Perfil)

Lo más leído