WhatsApp de Publicidad
Seguinos

pijamada del horror

"No se entiende hasta dónde puede llegar la perversidad del ser humano"

Lo dijo la fiscal Marina Lara, titular de la UFIJ N°14, que la semana pasada pidió 40 años de cárcel para el imputado. "Cuesta imaginar este tipo de cosas", apuntó.

La fiscal Marina Lara, titular de la UFIJ N° 14, quien la semana pasada pidió una condena de 40 años de cárcel para el hombre acusado de abusar de siete nenas, incluyendo a su hijastra, durante las pijamadas que se organizaban en su casa del barrio Sánchez Elías, habló esta mañana con LA BRÚJULA 24.

En diálogo con el periodista Germán Sasso, la profesional brindó macabros detalles de cómo actuaba el imputado, según pudo comprobarse en la etapa investigativa. Y expuso con indignación: "Es como que no se entiende hasta dónde llega la perversidad del ser humano".

"Uno no se imagina este tipo de cosas, un caso supera a otro en cuanto a lo tremendo. El día viernes terminó la jornada de dos días de debate, por medio del cual fueron a juicio dos casos de las siete nenas que fueron abusadas", dijo Lara. Y agregó: "El mes que viene será el juicio por otras cuatro víctimas. No se hicieron juntos porque eran varias y declararon en distintos tiempos, igual que las pericias, una avanzó más rápido y se distribuyeron de esta manera".

En cuanto a los hechos, explicó que "son siete víctimas, pero estuvieron en condiciones de declarar solamente seis. Por lo pronto, con relación a las dos víctimas del juicio, una de ellas iba desde muy chiquita a la casa a quedarse a dormir, desde los 6 años, porque era amiga de la hijastra. Los abusos fueron hasta los 11, con actos inclusive de violación".

"La otra chiquita conoció en el último tiempo a la hijastra, por lo que solo compartieron esta especie de pijamada en tres oportunidades. Y fue en ese contexto que se cometió un abuso. Teniendo en cuenta la gravedad de los hechos, yo creí acorde el pedido de pena que pensé que era justo", señaló.

Marina Lara, titular de la UFIJ N° 14

En otro tramo de la nota, la fiscal manifestó que "el condimento que resulta aún más macabro es que esta persona se aprovechaba de la confianza de las mamás por ser amigas de la nena, para en virtud de eso cometer los abusos". Y dijo que "en el caso de una de las nenas, también había amistad entre las familias, compartían comidas, se visitaban, es como que no se entiende hasta dónde llega la perversidad del ser humano".

"En muchas ocasiones las nenas cuentan que se han quedado solas, porque la madre de la casa trabajaba afuera, viajaba, y él quedaba al cuidado exclusivo de las nenas".

Y aseveró: "El imputado llegó preso al juicio porque se escapó de Bahía Blanca cuando los hechos salieron a la luz, más allá de la expectativa de pena. Tiene 52 años, trabajaba en una empresa de transporte. Se le dio derecho a una última palabra, fue por videoconferencia, y dijo que es inocente y que si generó algún mal pedía perdón".  


Lo más leído