WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En medio de la cuarentena

Cierra un histórico restaurant de la ciudad: “Así no se puede seguir”

“Tengo 63 años y no tengo ganas de pelear una situación que llevará mucho tiempo para poder revertirse”, explicó Néstor Scarano, su propietario, en LA BRÚJULA 24.

Con un estilo particular de gastronomía, el restaurant y cervecería Aguila había conseguido exorcizar y hacer funcionar una esquina que se creía maldita en la ciudad: la de Urquiza y Rodríguez.

El año pasado, de hecho, el reconocido restaurant había recibido el premio a la excelencia del servicio por parte de la Corporación del Comercio y la Industria.

Pero llegó el coronavirus y las puertas, de golpe, se cerraron aquel 14 de marzo. El tiempo pasó, la cuarentena se extendió, la ayuda no llegó a tiempo y las deudas se acumularon. Por eso, Néstor Scarano, dueño del mencionado negocio gastronómico, decidió cerrar sus puertas definitivamente.

“Fue una medida muy pensada. No me dominaron los nervios ni la tensión del momento. Me basé en los números fríos, que me indican que así no se puede seguir”, contó esta tarde Scarano, en comunicación con el programa Nunca es tarde, de LA BRÚJULA 24.

“Los días pasan, la ayuda prometida no llega y las deudas se acumulan. En algún momento, esas deudas las vamos a tener que pagar y va a ser muy cuesta arriba. Ya tengo 63 años y no tengo ganas de pelear una situación que llevará mucho tiempo para poder revertirse”, continuó.

Scarano mencionó que en febrero había notado un repunte de la actividad y que el 14 de marzo, cuando cerraron al público, lo habían hecho rechazando algunas reservas.

“No nací para deber, para pedir o para no cumplir. Voy a tener que apoyarme mucho en mi familia y en mis amigos como para poder sobrellevar esta situación”, dijo.

El propietario mencionó que su esposa continuará con el otro restaurant, ubicado en Rodríguez al 700. Será justamente este emprendimiento el que absorberá a varios de los empleados de Scarano.

“Lo primero que hice fue hablar con mis empleados. Tengo algo pensado para cada uno de ellos. Ojalá que Aguila Roja pueda absorber a varios de ellos y con respecto al resto, me encargaré personalmente de que no queden desatendidos”, dijo.

Por último, Scarano les dejó un mensaje optimista a los propietarios de los restaurantes que se encuentran en su misma situación.

“Yo con 40 años, hubiera seguido. Ahora no tengo esa fuerza. El año pasado me pusieron un stend y no estoy para ningún tipo de stress. Pero al resto, que todavía tiene fuerza, les digo que no aflojen, que esto va a tardar, pero tiene que mejorar”, completó.

Escuchá la nota completa:

Lo más leído