WhatsApp de Publicidad
Seguinos

queda un prófugo

Por una cicatriz, cayó uno de los autores de un violento asalto

Claudio Ariel Olivero (24) participó de la entradera en la que simuló ser operario de Telefónica para robar y golpear a una mujer de 67 años.

Uno de los allanamientos realizados en las últimas horas.

Claudio Ariel Olivero fue arrestado esta madrugada, siendo uno de los autores de un violento asalto ocurrido durante la mañana del miércoles en Miñones al 500, donde tres delincuentes que se hicieron pasar por operarios de Telefónica, le robaron y golpearon a una mujer.

El sujeto, de 24 años, cayó esta vez cuando se disponía a llevar adelante otro ilícito (esta vez bajo la modalidad de "patachorro"). Al ser revisado por el médico de Policía detectaron que presentaba una lesión en el cuero cabelludo, la cual se habría producido unas 48 horas antes de su arresto.

Por tal motivo y, teniendo en cuenta que una vecina de la víctima de la entradera que tuvo lugar días atrás en el barrio San Martín, al escuchar gritos de auxilio, le propinó un golpe con un fierro a uno de los malvivientes, provocándole lesiones compatibles a las de Olivero.

Frente a este panorama y en la búsqueda del tercero de los imputados de aquel hecho, se llevaron adelante dos allanamientos. En Chaco al 500 se lograron secuestrar distintas prendas de vestir con manchas de sangre.

Mientras que a un par de cuadras de allí se realiza otro procedimiento en el cual también había ropa salpicada con restos hemáticos y plantas de cannabis en un invernadero casero ubicado en el patio, motivo por el cual quedó detenido Jonathan Julián Domínguez, de 32 años.

Cabe recordar que el primero de los arrestados por aquella traumática secuencia que padeció la damnificada del brutal ataque que obligó a su internación en un hospital, había sido capturado por las fuerzas del orden Maximiliano Aroca (24), quien ostenta un frondoso prontuario.


Lo más leído