WhatsApp de Publicidad
Seguinos

kicillof en la brújula 24

El Gobernador sobre la inflación, la disputa entre Alberto y Cristina y la figura de Milei

El mandatario provincial analizó los diferentes temas que dominan la agenda de la actualidad.

Axel Kicillof brindó una prolongada entrevista a LA BRÚJULA 24 en la que no dejó tema por abordar. Se explayó sobre los aspectos que hacen a la vida de los bonaerenses y también analizó la situación política que en la actualidad atraviesan tanto su espacio como la oposición.

“Fueron dos años dificilísimos a nivel mundial por la pandemia, casi sin precedentes en la historia. Hay ciudades como Shanghai que están bloqueadas por completo, barcos trabados allí por cadenas logísticas donde se busca el Covid cero y se para todo. El presidente de China nos explicaba que si no aplicaba los bloqueos hoy tendría cinco millones de muertos. Con esa política, evitaron pérdidas humanas en una población tan grande”, mencionó a modo de prólogo Kicillof antes de adentrarse en cuestiones monetarias.

Inmediatamente, analizó que “estamos pasando una etapa en la historia económica mundial excepcional, con una catástrofe después de otra porque luego del Covid se desató una feroz guerra en Europa, con diplomáticos que no descartan una Tercera Guerra Mundial y atómica. Macri dejó el país con 53% de inflación sin pandemia ni guerra, tomando más deuda que nadie. Europa pronosticaba -0,5 y ahora está en 6 o 7% y en Estados Unidos está cerca de 10% cuando esperaban 2%”.

“La economía argentina post-pandemia sufre lo que está pasando a nivel internacional con los precios de la comida que son un infierno. Hay países que en esta crisis alimentaria donde el trigo duplicó el precio y en eso no es ajeno Argentina porque somos un país que produce, por eso aquí de lo que se habla es de la posibilidad de desdoblar el valor interno y de la energía del mundo. El campo debe compartir esa medida porque no es justo que en Argentina que produce alimentos y lo hace de forma rentable, los valores sean del triple”, evaluó el Gobernador.

En tal sentido, reveló que: “Días atrás estuve con productores y avanzamos en este tema, la idea es avanzar en un consenso, pese a tener una oposición que no ayuda a nada. Se está aplicando un programa bajo supervisión del FMI para evitar una emisión desmedida. Si los precios suben a nivel mundial y acá ocurre lo mismo, mucha gente no podrá acceder a los alimentos. Es injusto que la oposición no permita discutir ninguna medida. Todos los sectores deben ser solidarios, encontrando un equilibrio”.

“No hay pelea”

Consultado sobre las diferencias entre Presidente y Vicepresidenta, recalcó: “No hay pelea entre Alberto y Cristina, lo que existe es un debate de medidas y es lógico y productivo que así ocurra. Admito que la situación es complicada, en la Provincia hicimos un mercado para acceder a los alimentos, mediante ferias o mercados concentradores. Ya son 82 los municipios que adhirieron para bajar los valores. También se está distribuyendo un módulo para que los comedores repartan alimentos, además de los aumentos salariales”.

“La mano invisible del estado se dedica a aplastar a la clase media, por eso debemos ayudar. Es razonable dar debates en macroeconomía y es imposible que todos estén contentos porque toda transacción implica una suerte de conflicto. La situación internacional está enrarecida, India prohibió la exportación de trigo y cayó la oferta mundial, lo que hizo que suba el precio. Acá o tomamos el precio internacional o vemos cómo hacer para que el precio interno sea alcanzable para las panaderías”, resaltó el máximo mandatario de la provincia.

Y pidió el apoyo, más allá de las diferencias ideológicas y de procedimiento: “Todos los sectores deben contribuir y si tienen mejores soluciones, son bienvenidas. Oponerse a todo como hace el macrismo que propone el libre mercado, termina perjudicando a la gente. Yo estoy en la vereda de enfrente, quiero que al productor y al consumidor les vaya bien, no que el primero siempre gane y el segundo pierda”.

Críticas a Milei

Ya en el tramo final, dejó sus impresiones sobre la ascendente irrupción de Javier Milei: “En mi opinión general sobre su doctrina económica, lo de Milei es viejísimo, menos Estado dejando a la gente sin protección. Después lo que dice contra los políticos o que se podría aliar con Macri es algo a analizar. En este momento se necesitan propuestas claras para cuidar el bolsillo, dejar atrás las grandilocuencias. Él dice que se orienta a la escuela austríaca y es de la década del 70 del Siglo XIX, no tiene nada de nuevo y se probó mil veces sin éxito”.

“Falta para lo electoral, como gobierno lanzamos incrementos salariales, aumentos jubilatorios, cuidamos los precios a partir de lo que se puede desde la provincia, pero no tenemos lo macro que es algo en lo que se enfoca la Nación. Como Gobernador actúo con los otros colegas, pero no estoy en el Ministerio de Economía, ocupé ese cargo en su momento y la idea siempre fue defender a los sectores mayoritarios”, evidenció, con cautela respecto a lo que está por venir.

Y trazó un escenario de poder: “En la mayoría de las ramas de la economía, hay dos o tres empresas que manejan precios, cantidad y calidad y eso no significa que sea enemigo de cada una de ellas, pero la ausencia de políticas las dejó concentrar el poder. Los libertarios admiran a algunos países que tienen políticas antimonopolios y acá van a un juez en Comodoro Py que intervienen a favor de las empresas. Administrar el gobierno no es tener el poder”.

“Hay grandes medios de comunicación que son dueños de las empresas de telefonía celular e Internet y no las critican como cuando sube la luz o el gas, siendo que también deben ser un servicio público. No estoy de acuerdo con que haya algunos sectores que ganen mucho dinero, pero que lo hagan de manera medida y reglamentada. No hubo ningún juez que venga a ponerle límites a Macri para entregarle todo al FMI y ningún juez intervino”, se quejó Kicillof.

Luego, manifestó que “como político recorro, hago rutas y escuelas. En Bahía Blanca, pese a tener un gobierno opositor, tenemos un plan de reparación de establecimientos educativos como no hubo nunca fortaleciendo los consejos escolares, al igual que la expansión del sistema de salud. Lo propio con la asignación de patrulleros, después de cuatro años en los que no hubo inversión. Falta un montón, pero cada problema estructural tiene su inversión histórica, con un camino de mejoras que se va a extender por seis años. Al igual que los proyectos de construcción de viviendas donde hay una ejecución avanzada. Con recursos provinciales se ha repavimentado y se han llevado adelante obras de iluminación”.

“Son inversiones muy grandes que en la época de Vidal solo se prometían en gobiernos de su mismo color político y ni siquiera se ejecutaban. El verano próximo los bahienses estarán menos peor en el tema de falta de agua y verán obras que avancen, por más que demande mucho dinero. Uno no es un superhéroe, pero pienso en seguir trabajando mucho en obras estructurales. Entiendo las dificultades, pero muchas veces nos quieren hacer creer que se resuelve de la General Paz hacia adentro, volviendo a la identidad bonaerense”, concluyó el Gobernador.

Lo más leído