WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

Carestía, sobre los autores del atentado: “Intentan amedrentar e infundir miedo”

El director del Hospital Municipal exigió un rápido esclarecimiento: “Evaluamos realizar una presentación judicial y tomar las medidas de resguardo para los profesionales mencionados en el panfleto”.

Gustavo Carestía, director del Hospital Municipal y uno de los que aparece mencionado en el panfleto que se encontró a escasos metros del lugar donde durante la madrugada del sábado se materializó el atentado contra Maximiliano Núñez Fariña, analizó en LA BRÚJULA 24 el hecho y planteó los pasos a seguir, exigiendo un rápido esclarecimiento.

“Me sorprendió lo ocurrido, estaba en una mini vacación de cuatro días y esto es lo último que uno nunca espera que pase. Pasó, como viene pasando desde mayo del año pasado, en una escalada que preocupa a toda la sociedad. Los vecinos repudian este tipo de prácticas y exigen que se investigue como corresponde, además, me parece que el tema en esta oportunidad ataca al sector de la salud puntualmente”, sostuvo Carestía, en el programa “Bahía Hoy”.

Además, destacó: “Que apunte contra el director de Región Sanitaria no es poca cosa, con todo lo que implica para él y su familia. También aparecemos la gran mayoría de los profesionales de la salud de este hospital y desde hoy temprano estamos trabajando para ver qué modalidad de resguardo les podemos ofrecer. Y evaluamos hacer una presentación judicial, acompañadas de medidas que tomará el municipio, al igual que lo que transmitirán los ministros Alak y Kreplak“.

“Analizaremos en conjunto con algunas personas que aparecen en el panfleto, las medidas, más allá de lo judicial. Desmenuzar cada palabra del panfleto es riesgoso porque terminamos dándole letra a los que lo escribieron. Estas prácticas pertenecen a hace 40 años y nos debe llamar la atención a todos los vecinos, preocuparnos y analizarlas profundamente para exigir que se investigue como corresponde, con firmeza”, enfatizó en otro tramo de la entrevista radial.

Consultado respecto al impacto de este episodio que sacudió a la opinión pública, entendió que “la población merece una respuesta, porque primero fue a locales partidarios, luego a una referente de la comunidad mapuche y ahora al sector de la salud. Están queriendo amedrentarnos e infundir miedo, una práctica habitual de la década del 70 que viví personalmente, pero estaba desacostumbrado. Más allá de cualquier análisis, lo que hay que hacer es investigar y resolver rápido porque no hay otra forma de cortar este tipo de situaciones”.

“Obviamente estamos viviendo tiempos complejos como país, más allá de ese entorno que le da lugar a este tipo de prácticas. En lo personal, no dejaré de hacer nada de lo que hago todos los días, pero charlaremos con los profesionales, la mayor parte jóvenes, que están preocupados para analizar las medidas a tomar”, finalizó Carestía.

Lo más leído