WhatsApp de Publicidad
Seguinos

una parada obligada en europa

Barcelona, la fascinante combinación de cultura y diversión

Un encantador destino donde el arte se combina con un lado más relajado que incluye soleadas playas y una amplia oferta gastronómica.

Barcelona es una de las ciudades europeas más atractivas para visitar. Su extraordinaria combinación de cultura, historia, gastronomía y playas, abren un amplio abanico de opciones para experimentar.

Ciudad Condal (ya que en el siglo IX era tierra de condes y condados) es capital de la comunidad autónoma de Cataluña, la segunda ciudad más poblada de España, y la sexta de la Unión Europea.

Barcelona es considerada como un referente en muchos aspectos. Una urbe moderna y cultural, ha sido escogida en múltiples ocasiones para grandes eventos mundiales, como los Juegos Olímpicos de 1992 o el Fórum Universal de las Culturas 2004, siendo reconocida como “ciudad global” por su gran riqueza cultural, histórica y arquitectónica.

“Tiene mucho para hacer. Hay que quedarse varios días, porque no alcanza con dos o tres días, para comer, pasear y conocer”, aseguró María Emilia Franquello, Jefa de ventas de una agencia de viajes de Buenos Aires en el programa Amo Viajar, que se transmite por La Brújula 24.

Barcelona tuvo la enorme fortuna de caer en manos de Antonio Gaudí, un artista que dedicó sus años a llenar de vida y de magia la ciudad para enamorarnos a través de emblemáticas obras de arte como la conocidísima Sagrada Familia, el hermoso edificio modernista de La Pedrera o el sorprendente Parque Güell.

“Lo de Gaudí te impresiona por todo lo que construyó, en especial la Sagrada Familia que tiene tres fachadas: Nacimiento, Pasión y Gloria de Jesús. Recientemente se culminó la torre de la Virgen y en 2026 se espera que terminen las obras completas del templo. Es todo super antiguo, pero por dentro cambia todo. Tiene vitrós de colores por donde entra toda la luz y es hermosísimo”, agregó Franquello, quien recientemente recorrió la ciudad.

Barcelona posee una impresionante oferta cultural, contando con algunos interesantes museos como la Fundación Joan Miró o el Museo Picasso, aunque donde se aprecia realmente el arte que envuelve la ciudad es paseando por sus calles llenas de historia y cargadas de encanto.

Gracias a la privilegiada situación territorial de Barcelona, ubicada a orillas del mar Mediterráneo, disfrutamos de un clima cálido y agradable durante todo el año. El olor a mar y la suave brisa, nos acompaña durante largos paseos por la ciudad.

“La ciudad se ordenó desde que fue sede de los Juegos Olímpicos en 1992. Se limpió la parte de la playa y se hizo todo para los espacios deportivos en Montjuic”, explicó Franquello.

La agente de viajes detalló que cuando “te escuchan y dicen ‘Argentina’, directamente lo asocian con Messi y es como que tienen una adoración por él y por el fútbol. En la típica rambla que sale de Plaza Cataluña hasta la playa está todo lleno de lugares donde venden souvenirs, la mayoría relacionados con fútbol”.

Comparada con Madrid, otro destino muy visitado en España, Franquello asegura que Barcelona es más movida y “hay que tener un poquito más de cuidado por la seguridad”, principalmente porque hay mucha gente. Algo similar ocurre con zonas como el Barrio Gótico que se recomienda visitar durante el día.

En cuanto a los costos, siempre dependiendo del gusto del visitante, una referencia que ofrece la agente de viajes es que una botella de un litro de agua cuesta un euro y agrega que “si te sentás a comer, un menú ejecutivo con postre y todo, puede costarte unos 20 euros”.

La lengua oficial en Barcelona, así como en el resto de Cataluña, es el catalán. No obstante, convive con el castellano utilizándose de igual manera. “Lo escuchas más que todo entre ellos”, comenta Franquello sobre el catalán.

Dejando de lado sus museos y monumentos, Barcelona no es sólo arte, sino que también posee un lado más relajado que se muestra en forma de soleadas playas que combinan a la perfección con un sugerente oferta gastronómica, detalles que convierte la ciudad en un auténtico paraíso para todo tipo de visitantes que deseen hacer turismo en Barcelona.

El barrio de La Barceloneta es la zona playera más visitada. “Hay todos tipo paradores que le dicen terraza. Es una costanera, pero a lo alto, tenés que bajar para ir a la playa”, comentó Franquello.

Comer en Barcelona es toda una experiencia por la variedad que ofrece para probar. “Tenés el famoso Mercado de La Boquería. Allí es donde están las ramblas, los famosos jamones y está lleno de gente probando de todo. Hay puestos de licuados, de otras comidas, de mariscos, frutas y verduras que te venden en vasitos”, relató.

Un postre imperdible son los churros que Franquello describe como “más finitos, más aireados que los argentinos. Y se mojan en un chocolate espeso. Son muy ricos.”

Para llegar a Barcelona desde Madrid se puede tomar el tren de alta velocidad, que hace el recorrido de unos 700 kilómetros en tres horas. “Es muy cómodo y el boleto cuesta 45 euros. Hay otros más baratos, pero no incluye las valijas. Ya en Barcelona te podés movilizar en taxis o en el subte”, comentó la agente de viajes.

En cuanto al alojamiento, la recomendación es hacerlo cerca de Plaza Cataluña, que tiene alrededor las tiendas más emblemáticas y es de fácil acceso para el transporte público.

Barcelona es un ciudad cosmopolita con una gran importancia tanto cultural, como comercial, financiera y turística. Es una de las ciudades europeas más visitadas, tanto por los turistas deseosos de conocer la capital, como por los asistentes a congresos, reuniones y todo tipo de exposiciones que allí se celebran.

Escuchá Amo Viajar en Spotify

Lo más leído