WhatsApp de Publicidad
Seguinos

juegos olímpicos

Argentina cayó ante Francia en vóley y ahora irá por el bronce

Fue un partido difícil para el seleccionado argentino de vóley, que nunca pudo meterse en partido y cayó en las semifinales. En el duelo por un lugar en la final del vóley masculino de los Juegos Olímpicos, Francia superó 3-0 a Argentina con parciales de 25-22, 25-19 y 25-22. Ahora, será el turno de enfrentarse a Brasil para subirse al podio olímpico.

El conjunto galo dominó los dos primeros parciales ante la Argentina. De la mano del poderío de Trevor Clevenot y Jean Patry en el ataque, los europeos fueron de menos a más en su juego. Mejoraron el servicio y casi que no tuvieron falencias en la recepción para quedarse con el primer parcial por un ajustado 25-22.

Ya en la segunda manga, la diferencia entre ambos equipos se hizo más grande. Más allá de porque el equipo de Marcelo Méndez bajó en su nivel, los europeos disputaron un parcial sin fisuras desde la recepción y el ataque que quedó demostrado en el marcador: 25-19.

Marcelo Méndez habla con sus jugadores durante un tiempo muerto (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)Marcelo Méndez habla con sus jugadores durante un tiempo muerto (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Argentina vienen de eliminar a Italia, una de las grandes potencias del deporte, también en cinco sets y así lograron el derecho de disputar esta semifinal. En la previa del encuentro, el entrenador argentino explicó las sensaciones antes de enfrentar por segunda vez los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a los galos: “Es un equipo parecido al nuestro con gran volumen de juego. Intentaremos preparar el partido lo mejor posible y dar el máximo nuestro para jugar cada punto como si fuese la final”.

Del otro lado de la red, Francia está con sed de venganza y con el ego por los aires luego de borrar del cuadro a Polonia, otra de los candidatos a la medalla dorada en la previa del evento, con un emocionante 3-2. Argentina debe tener mucho cuidado con Jean Patry, Earvin Ngapeth y Trevor Clevenot, principales anotadores de los europeos que vienen de demostrar un enorme nivel para poder colarse entre los mejores cuatro seleccionados del planeta.

Facundo Conte tiene la oportunidad de superar la marca de su padre, Hugo, medallista de bronce en 1988 (Foto: REUTERS)Facundo Conte tiene la oportunidad de superar la marca de su padre, Hugo, medallista de bronce en 1988 (Foto: REUTERS)

Cabe destacar que la Albiceleste tuvo su punto deportivo más alto en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, cuando el equipo nacional venció a Brasil 3-2 en el duelo por el tercer puesto y se apoderó de la medalla de bronce. La edición que se organizó en Sydney en el año 2000 fue la última vez que el seleccionado masculino se posicionó en las semifinales de los Juegos Olímpicos donde cayó contra Rusia y luego se quedó sin la de bronce al caer contra Italia.

Mientras tanto, en el primer turno de la jornada, el Comité Olímpico Ruso se impuso ante Brasil por 3-1 (18-25, 25-21, 26-24 y 25-23) en dos horas de juego. Llama la atención que las cuatro naciones restantes en el certamen son las que lograron clasificar del Grupo B.

Fuente: Infobae


Lo más leído