WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras una semana de internación

Caso Chano: cómo evoluciona su salud y qué declararon los testigos

Desde el entorno del cantante actualizaron su estado clínico y psiquiátrico, mientras que el fiscal Martín Zocca recibió este lunes las testimoniales de dos compañeros del policía acusado y del ambulanciero.

Santiago Chano Moreno Charpentier cumplió una semana de internación en el Sanatorio Otamendi, tras haber sido baleado en el abdomen por un policía bonaerense en su casa de Exaltación de la Cruz en medio de un episodio de salud mental. En ese contexto y luego de que le extirparan el bazo, un riñón y parte del páncreas, el músico continúa evolucionando favorablemente. Asimismo, este lunes se conocieron las declaraciones de tres testigos del hecho, en el que, aparentemente, el cantante intentó apuñalar a una agente con un cuchillo.

Su madre ya había informado sobre la mejoría del cantante este domingo, cuando aseguró que Chano estaba “mejor y hablando”, a la vez que agradeció a sus fans porque “le llegó la energía de un montón de personas y mucho amor”. En esa misma dirección, este lunes fuentes de su entorno ratificaron que presenta “buena evolución clínica y psiquiátrica”.

En cuanto al avance de la causa, la defensa del policía bonaerense Facundo Amendolara pidió la eximición de prisión de su cliente, que fue imputado por “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial”, delito que prevé una pena de hasta 15 años de prisión.

El abogado defensor Fernando Soto aseguró que el pedido se debe a que la fiscalía que tiene a su cargo la causa “investiga delitos vinculados a la Violencia Institucional” y puede “utilizar ese argumento para detenerlo”. ”No existen riesgos de que vaya preso porque no hay peligro de fuga ni de obstaculizar la investigación, además la calificación legal permite una condena en suspenso. Pero hubo un cambio de fiscalía a un fiscal de Violencia Institucional, entonces yo tengo que pensar que consideran que el policía abusó en sus funciones y quizá utilicen ese argumento para detenerlo”, dijo el letrado. Ahora, la solicitud de la defensa será resuelta en un plazo de hasta tres días por el juez de Garantías de Zárate-Campana, Julio Andrés Grassi.

Por su parte, el fiscal Martín Zocca, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos Complejos de dicho Departamento Judicial, recibió este lunes la testimonial de dos policías compañeros de Amendolara y de uno de los ambulancieros. Se trata de Mariano Andrés Giacco y Vanesa Jannete Flores, ambos compañeros del imputado en la comisaría 2ª de la localidad de Parada Robles, y de Héctor Oscar Pain, chofer de la ambulancia con la que llegó al lugar el psiquiatra que concurrió para internar a Chano por sus problemas de consumo y adicción a las drogas.

Fuentes judiciales indicaron a la agencia Télam que estos tres testigos ya habían declarado, pero en sede policial y ante personal de la Policía Federal. ”Los tres coincidieron en que Chano estaba absolutamente fuera de sí, que amenazaba a todos con matarlos, que previamente al psiquiatra lo corrió con un cuchillo y luego a los oficiales. Y que Amendolara disparó cuando lo tenía encima, a una distancia de entre un metro y medio y dos”, explicó el abogado Soto, quien estuvo presente en la fiscalía durante la diligencia.

De acuerdo con el letrado, Giaccio declaró que ante el disparo, el músico “dejó caer el cuchillo” y Amendolara pateó el arma para alejarla, tras lo cual le dijo: “No me quedó otra, jefe…”. Para Soto, de las tres testimoniales la más importante es la de la policía Flores, ya que según sabe, “quedó de frente a la escena en el momento del disparo”. En su primera declaración ante la Policía, Flores aseguró que su compañero Amendolara usó el arma ante un “inminente peligro de vida” cuando el músico “extrajo un cuchillo” con intenciones de apuñalarlo y agregó: “No le quedó otra opción que efectuar un disparo con su arma, a fin de neutralizarlo”.

Mientras que en su primera testimonial, Giacco también defendió la actuación de Amendolara diciendo que el músico los corrió para apuñalarlos, que arrinconó al ahora imputado y que el oficial fue “reiterativo en la voz de alto policía”, pero que “ante el grado de peligrosidad de vida inmediata”, tuvo que hacer “uso de su arma de fuego”.

En tanto, el fiscal Zocca aguardará el resultado de la pericia balística, a realizarse este martes en la sede de la Policía Federal Argentina (PFA) del barrio porteño de San Telmo. Además, esperará la respuesta del criminalista del Ministerio Público de Zárate-Campana para saber si las prendas utilizadas por el músico al momento del hecho pueden ser analizadas.

Un investigador afirmó a la agencia Télam que el análisis de esas prendas es una prueba “clave”, ya que por los orificios provocados por el proyectil y de hallarse rastros de pólvora “se puede determinar la distancia desde la cual se hizo el disparo”. “Es una prueba objetiva fundamental que vale más que cualquier declaración de testigos, que pueden ser difusas. Se busca evaluar si el disparo fue o no justificado”, aclaró el mismo investigador.

Fuente: Infobae


Lo más leído