WhatsApp de Publicidad
Seguinos

datos del indec

Una familia necesitó $66.488 en junio para no ser pobre

La canasta básica total aumentó en junio un 3,2% y acumula un alza de 51,8% en el último año, según cifras oficiales.

La canasta básica total (CBT, o canasta de pobreza) aumentó en junio un 3,2%, según informó el Indec. De esa manera, quedó empatada con la variación que tuvo ese mes la inflación. Con ese número, una familia compuesta por dos adultos y dos niños, precisó el mes pasado un ingreso de $66.488 para no ser considerada pobre.

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA, o canasta de indigencia) registró en junio un incremento de 3,6%. Este indicador está influido principalmente por la suba de los alimentos, que en los últimos meses registró una aceleración. De esa manera, una familia de cuatro miembros necesitó $28.414 para no ser indigente.

En en el último año, la canasta básica tuvo una suba de 51,8%, por lo que estuvo por encima de la variación del IPC, que en los últimos doce meses alcanzó el 50,2%. Con una diferencia aún mayor, la canasta alimentaria fue en junio 57,6% más cara que en ese mes del año pasado, lo que muestra el peso de los alimentos en la inflación de los últimos meses.

Los dos indicadores son decisivos para medir el impacto de la crisis económica en los indicadores sociales. Eso sucede porque la canasta básica –que además de alimentos incluye otros ítems del gasto como indumentaria, salud, transporte o educación– determina la denominada “línea de pobreza”. Es decir, los hogares con ingresos menores a la CBT son los que pasan a ser considerados pobres.

Fuente: Infobae

Lo más leído