WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Denuncia del Gobierno nacional

Imputaron a Macri, Bullrich y Aguad por contrabando de armas

Lo resolvió el fiscal en lo penal económico, Claudio Navas Rial. También se los investiga al ex embajador en Bolivia, Normando Álvarez García, y a tres gendarmes ahora pasados a retiro.

El fiscal en lo penal económico Claudio Navas Rial imputó este viernes al expresidente Mauricio Macri por presunto contrabando de armas a Bolivia, a raíz de un envío de municiones en noviembre de 2019, y que el gobierno de ese país ahora denunció que fue para contribuir con la salida del poder de Evo Morales.

Se trata de una denuncia presentada por el gobierno de Alberto Fernández y el excamarista Eduardo Freiler ante la Justicia en lo penal económico, y donde se intenta saber el destino de unas 70 mil municiones que envió la gestión de Macri, y que habrían tenido como objetivo proteger a funcionarios diplomáticos argentinos en medio de una situación de conflicto.

La denuncia del gobierno nacional también apunta a la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al entonces ministro de Defensa, Oscar Aguad, al ex embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, y al ex director de Gendarmería José Otero, entre otros.

Todos ellos fueron imputados, Bullrich por la orden en el envío, y Aguad por el avión utilizado en llevar el armamento. Al requerir la investigación al juez en lo penal económico Javier López Biscayart, el fiscal pidió una batería de medidas de prueba, que incluyen varios pedidos de informe así como información a Bolivia.

El gobierno nacional, a través de los ministros de Seguridad, Sabina Frederic, y de Justicia, Martín Soria, junto a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, presentaron una denuncia esta semana por contrabando agravado contra Macri y la exministra Bullrich.

Concretamente, el 12 de noviembre de 2019 un avión Hércules C-130 partió de El Palomar a Bolivia con el material bélico consistente en 40.000 cartuchos AT 12/70; 18 gases lacrimógeno en spray MK-9; 05 gases lacrimógeno en spray MK-4; 50 granadas de gas CN; 10 granadas de gas CS; y 52 granadas de gas HC.

"El hecho delictivo consistió en el envío irregular de armamento y municiones a Bolivia, a través de una adulteración en las cantidades y destinaciones declarados en las distintas instancias de control y, en particular, ante el servicio aduanero", dijeron en la denuncia.

Justamente, el material, sobre todo, los cartuchos que ahora se hablan de unos 70 mil cartuchos y que no se habrían utilizado en la defensa de la Embajada porque no fue necesario, y ahora se está intentando determinar qué destino tuvieron.

Fuente: Diario Popular

Lo más leído