WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Su equipo quedó arriba en la serie

Campazzo casi llega al “triple-doble” con Denver

En la victoria por 120-115 como visitante, que le devolvió a su equipo la ventaja de localía en el cruce, el cordobés obtuvo 11 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias, cerca de un registro estadístico que ningún compatriota logró en la NBA; el sábado se jugará el cuarto partido.

Afines del tercer cuarto, Facundo Campazzo encendía la alarma que en la NBA llaman “triple-double alert”. Sus números, que entonces eran 8 tantos, 8 rebotes y 7 pases-gol, lo perfilaban como para que terminara consiguiendo cifras de dos dígitos en tres rubros de su planilla, algo que jamás había logrado un argentino en la mejor liga del planeta, tanto en una etapa regular como en playoffs. Y algo que, finalmente, sigue pendiente para jugadores del país subcampeón mundial en básquetbol.

El cordobés aumentó algunos números en el último período pero no alcanzó el triple-doble, ese mérito estadístico que tanto se valora en Estados Unidos, y concluyó con 11 puntos8 rebotes8 asistencias2 robos1 bloqueo 3 pérdidas en 32 minutos durante la importante victoria de Denver Nuggets por 120 a 115 sobre Portland Trail Blazers. Importante por la condición de visitante, por pasar al frente en la serie de la primera rueda de playoffs de la Conferencia del Oeste y sobre todo por haber recuperado la ventaja de localía en el cruce, que había sido robada por el conjunto de Oregon en el encuentro inicial.

Nuevamente fue titular Campazzo. Empezó muy bien, con 5 tantos en menos de 3 minutos, producto de un triple y un doble. Los rebotes y las asistencias se apilaban en su productiva primera mitad, que Denver cerró al frente por 64 a 59.

El rendimiento del base se frenó en el tercer cuarto, cuando su efectividad en lanzamientos –su punto débil, claramente– empezó a caer. Terminó con un acierto en tres intentos de dobles y dos pelotas embocadas en seis disparos de tres puntos, proporciones más bien pobres en ambos casos. Volvió a ser eficiente en los libres, con tres sobre cuatro, pero ese único yerro le interrumpió una seguidilla de 20 aciertos desde el 3 de mayo (derrota por 93-89 contra Los Angeles Lakers), que había llevado su porcentaje de simples en la temporada a nada menos que 88 (quedó con 87,3%, producto de 83 sobre 95).

En el cierre fue valioso el número 7, con un robo y tres libres convertidos sobre cuatro. Cuando quedaban 30 segundos parecía que se daría un cómodo desenlace para Nuggets, que se imponía por 115 a 106, pero Portland pidió varios tiempos muertos y redujo la brecha a fuerza de triples y de cortes del reloj mediante infracciones inmediatas en los saques.

Como siempre, resultó fundamental Nikola Jokic, autor de 36 tantos10 recobres 5 pases-gol, en 35 minutos. Austin Rivers lo acompañó con 21 puntos y hubo 15 de Michael Porter Jr. y 13 de Aaron Gordon. En Trail Blazers volvió a sobresalir su gran estrella, Damian Lillard, con 37 tantos en 39 minutos.

Tal cual acostumbra con su repertorio, Campazzo ofreció algunas asistencias de alta categoría, como una sin mirar a Jokic y otra, en reversa, a Gordon. Además, cuando el tanteador estaba 91-91 a falta de 6m40s, robó un balón corriendo y con un pase rápido, arriesgado y preciso a Rivers evitó perderlo por salir de la cancha a raíz de la inercia.

No sólo eso: en el tercer cuarto puso su pequeño cuerpo (1,78 metros, 88 kilos) para que fuera atropellado por el gigante Jusuf Nurkic, de 2,11 metros y 131 kilos, y así, recibiendo una falta ofensiva, robar la posesión. Algo propio de “un tipo que quiere ganar”, según lo consideró el comentarista de la transmisión televisiva.

El próximo capítulo de la serie tendrá lugar este sábado, a las 17 de Buenos Aires, nuevamente en el estadio de Portland. En caso de vencer Denver, quedará match point en el emparejamiento.

Fuente: La Nación


Lo más leído