WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Cruce y polémica por el caso de Franco Fri

El abogado Facundo Rojo, defensor del joven que estuvo preso por dos violaciones que no cometió, y Viviana Lozano, que representa a una de las víctimas, brindaron sus argumentos.

Facundo Rojo, abogado de Franco Fri, el joven que estuvo meses preso por dos casos de violación -luego se determinó que era inocente y fue liberado-, dialogó esta mañana con LA BRÚJULA 24 y se quejó del accionar y los tiempos de la Justicia. Por su parte, Viviana Lozano, en representación de una de las víctimas, también pidió la palabra.

En contacto con el periodista Germán Sasso, el profesional primero hizo un extenso repaso de lo ocurrido. "El primer hecho que le imputan tiene que ver con una joven que iba caminando a las 2:30 de la madrugada por el barrio Pedro Pico y un sujeto la abordó con un cuchillo y la sometió sexualmente. Y no solamente abusó de ella, sino que además le robó pertenencias. Y el segundo caso es similar, pero ocurrió en el domicilio particular cuando una señorita sintió ruidos en su patio, salió a ver qué pasaba y cuando estaba volviendo a ingresar a su casa fue abordada por un sujeto que la tiró al piso y la sometió". 

En este punto, el letrado apuntó al accionar policial. "La sargento Olea tiene mucha relevancia en esto, porque hizo mal su trabajo. Mi defendido estuvo más de seis meses privado de su libertad. Por suerte para Franco estas chicas hicieron la denuncia de manera instantánea y se les aplicó un protocolo médico, donde se analizaron sus prendas íntimas".

"¿Por qué detienen a Franco Fri? Fiscalía iba a pedir 30 años de prisión, no solo se lo imputa de dos abusos sexuales, también de un robo agravado. Se lo detiene cuando Fiscalía ordenó tareas de inteligencia en las inmediaciones y no encontraron nada. Entonces acá apareció la sargento Olea, de la Comisaría de la Mujer, que declaró haberse entrevistado con señoras del barrio y le dijeron que había un revoltoso, que fumaba porro y discutía con su novia, y que posiblemente fuera el violador serial. Esto está en la causa", añadió Rojo en su descargo.

Y siguió: "Esta sargento declaró el 25 de noviembre, y basándose en eso el domicilio de Franco Fri fue allanado a la noche. Por supuesto que eso tuvo una repercusión pública de más de tres semanas y la cara de Franco estaba en todos los medios. En la casa se encontró un Tramontina que según la policía era el mismo que se usó cuando se abusó de la primera víctima. Pero quién no tiene un cuchillo como ese, por eso lo detuvieron".

"Después vino la famosa rueda de reconocimiento que todos sabemos que poco sirve. Hay que tener en cuenta que cuando las dos chicas son abusadas y hacen la denuncia, ellas mismas dicen que no pueden reconocer al agresor porque las abordó de atrás, por la nocturnidad y la poca luz artificial. Cuando le hacen el allanamiento a Franco su cara salió en todos los medios, y estas chicas fueron convocadas nuevamente y llamativamente ahí sí lo podían reconocer", argumentó.

Más del abogado Facundo Rojo en La Brújula 24

"Ellas primero dijeron que no le habían visto la cara, pero después de que salió su rostro en todos los medios, eso cambió. No cabe ninguna duda, me ha pasado miles de veces, incluso estando declarando la víctima dice que la policía le mostró la foto del imputado".

"Si a alguien le muestran una foto después de haber sufrido un delito, esa imagen queda grabada en la retina y no se olvida nunca más. Si una persona que es abusada va a la comisaría, relata el hecho y dice que nunca pudo ver la cara del agresor, se allana la casa de Franco Fri, su cara sale en todos los medios, esa misma persona 20 días después lo reconoce. Algo mal hay".

"El reconocimiento de voz es correcto, pero tengamos en cuenta que Franco es un deportista reconocido, que ha hecho innumerables notas, tiene un tono de voz muy particular y cuando uno lo googlea va a ver muchas entrevistas". 

"Tenemos que partir de la presunción de inocencia, porque lo que le pasó a Franco le pasa a mucha gente que se encuentra enjaulada siendo inocente. Esto lo dice nuestra Carta Magna y tratados internacionales en los que Argentina forma parte".  

"Reconocimiento fotográfico no hubo y en cuanto a las prendas que se secuestraron: un pantalón de gimnasia oscuro, que claramente es algo que cualquiera puede tener".

"Lo más grave de todo esto es que entendemos que hay una tardanza desmedida en cuanto a las pruebas de ADN, porque está desbordado el sistema y esto no es una crítica contra la fiscal del caso. Cuando llega el primer ADN que lo hacen eminencias, dice que no se correspondía al de Franco, entonces automáticamente el Ministerio debería darle la libertad. Pidieron el segundo cotejo que termina diciendo lo mismo".

"Mientras, el verdadero violador seguía en libertad y ocurrió un hecho a 150 metros del lugar del primer caso. En esa oportunidad no lo comete porque la mujer se defiende y este malhechor la muele a trompadas. En la huida, el violador pierde el celular, la señora lo toma y lo lleva a la Fiscalía. Y de casualidad, ese celular pertenecía a la primera víctima que apuntó a Franco Fri". 

"Es tremendo lo que vivió en la cárcel, yo creo que cualquiera de nosotros no aguantaría ni dos horas. En principio lo enviaron a La Plata, por una cuestión de cupo carcelario. Tenemos ahora la posibilidad de iniciar accionar contra el Estado por la responsabilidad".

También habló la abogada Viviana Lozano

"Ya estaba detenido Fri cuando fui convocada por una de las víctimas. Ella no tenía idea de quién era él, no lo buscó en Google ni Youtube para hacer un reconocimiento de voz", contestó Lozano a uno de los argumentos de su colega.

Y añadió: "Hay que estar en los zapatos de una víctima que fue abordada, ultrajada y que tuvo que pasar por ruedas de reconocimiento. No digo que se borre que estuvo seis meses privado de su libertad. Existen antecedentes en los que hemos esperado más de un año por los resultados de ADN, un ejemplo es el clan Benítez".

"Imaginen cómo se sienten las víctimas ahora. Si antes de que se tuviera el resultado ella estaba mal, hoy el panorama es aún peor. Entiendo lo que sucede con Franco Fri que tiene que limpiar su nombre como corresponde y quien debe pagar es el que lo hizo. Pero las víctimas no buscaron culpar a alguien. Hay que estar en el shock de lo que le produce estar en esa madrugada", cerró.

Lo más leído