WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Curiosidades de la NBA

Elogios a Deck y por qué su equipo "trata de perder partidos"

Gabriel Deck (mejor que lo esperado) está fuera del partido del jueves contra Warriors”, dice @Mauu27. “¿Por qué?”, replica otro usuario. “Porque tratamos de perder”, contesta el primero, con un icono de risa.

Era una broma en Twitter, apenas: el argentino finalmente estuvo esta noche en San Francisco, frente a Golden State. Pero más allá de que esta vez no se destacó, el chiste hecho hace un par de días es indicativo de lo que está causando Deck con sus primeras actuaciones en la NBA. Oklahoma City Thunder (OKC), que volvió a perder, en este caso por 118 a 97 cosechando la 22ª derrota en sus últimos 24 partidos, genera la sospecha típica de un equipo que deambula entre caídas en la mejor liga del mundo: que está yendo a menos para, con una posición final muy baja en la tabla, tener mejores turnos de elección en el draft (distribución de jugadores novatos antes de una temporada). A esa acción, la de perder intencionalmente en pos de un beneficio futuro, se la llama “to tank”, “tirar la toalla”. Y Deck, en la mirada divertida de algunos aficionados, está conspirando contra eso al jugar bien. Muy bien, fuera de contexto en este OKC.

Es cierto que este jueves no dio un paso adelante y rindió más a tono con lo que habitualmente ofrece Thunder: 6 tantos (2/5 en dobles, 0/2 en triples, 2/2 en libres), 4 asistencias2 rebotes 1 robo en 21 minutos. Pero esa producción común no eclipsa lo que venía haciendo. “Es demasiado bueno como para ir a menos”, publicó un día antes el usuario @2110AlexS, en la misma red social que los otros seguidores.

Compacto del desmpeño de Deck vs. Golden State

Pero más importante que lo que dice la tuitósfera es lo que sostienen su entrenador y compañeros. “Se adapta bien. Ha estado jugando a lo grande, con sus pases. Está reboteando un montón”, comentó Darius Bazley, una de las figuras de OKC –si ese rótulo cabe en un plantel tan discreto–, que dijo estar disfrutando jugar con Deck e ir conociéndolo. Y más elogioso fue el DT, Mark Daigneault: “Se lo ve mejor en cada partido. Nos encanta su juego físico. Juega mucho más posteado que lo que su tamaño sugiere. Juega duro físicamente. Chico humilde. Gran compañero”, afirmó el joven preparador luego de la muy buena producción (16 tantos en 16 minutos) del ex basquetbolista de Quimsa contra Sacramento Kings.

Tanto viene sobresaliendo el santiagueño en sus albores en tan limitado equipo que fue el principal protagonista del tuit con el que la franquicia (@OKCThunder) presentó el cruce de este jueves con Golden State Warriors, es decir, con Stephen Curry (34 puntos puntos), con Draymond Green. De hecho, fue elegido para ser uno de los dos protagonistas de la conferencia de prensa previa al encuentro en San Francisco; el otro fue Daigneault. Deck no dijo gran cosa (”estoy contento”, “hay que estar concentrados”), pero sí fue valioso el nuevo halago del entrenador: “Estamos impresionados con lo que viene haciendo hasta ahora”. Máxime porque no le quedan muchas funciones al número 6 para ser evaluado antes de que Oklahoma City decida hacer efectivo el resto del contrato por cuatro años o descartarlo.


Lo que no es claro, sin recurrir a la teoría del tanking, es por qué Daigneault suele utilizar poco tiempo o en los minutos basura al santiagueño si generalmente es eficaz. Como sea, el muchacho de Colonia Dora empieza a hacer ruido. En las redes sociales gusta en Estados Unidos el apodo “Tortuga”, tan paradójico para un jugador en un deporte frenético, el básquetbol. Y gusta lo que él hace en la cancha, sobre todo. “Gabriel Deck está desde hace dos semanas en este país, no entiende nada de lo que sus compañeros dicen y ya está promediando 10 puntos por partido. Un comienzo realmente prometedor en la NBA y en OKC para La Tortuga”, tuiteó, con un icono de una tortuga, Brandon Rahbar, periodista de la cuenta @dailythunder, tras la penúltima actuación del santiagueño. La próxima será en el mismo lugar, San Francisco, y contra el mismo oponente, Warriors, este sábado a las 23 de Buenos Aires. Una nueva chance para Deck de conseguir su primera victoria en la NBA. Aunque en este Oklahoma City, y más ante semejante rival, tal cosa suena por ahora lejana.

Fuente: La Nación    


Lo más leído