WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Directores de hospitales bahienses coinciden: "La gente no se está cuidando"

Peluffo del Penna y Nardelli del Italiano repiten que la ocupación es del 100%. Casella, del Matera advierte por contagios en jóvenes. Y Carestía (Municipal) sostiene que "el sistema sanitario no se relajó".

Los representantes de los principales hospitales de Bahía Blanca analizaron en LA BRÚJULA 24 la gravedad del presente sanitario en la ciudad, teniendo en cuenta el avance de la segunda ola de coronavirus

El primero en tomar la palabra fue el doctor Gabriel Peluffo, director del Penna: "Hoy estamos muy preocupados, con una ocupación relativa del ciento por ciento. En cuanto a camas tenemos algunas reservas de carácter excepcional como las pediátricas, que se usan para adultos jóvenes como último recurso, pero estamos prácticamente completos". "En este momento tenemos trece pacientes intubados y el resto de la terapia ocupada", aseveró. 

Respecto de la polémica que se generó tras las declaración de Alberto Fernández, Peluffo explicó que "creo que el aumento de circulación hizo que aumentaran los contagios y obviamente había una demanda contenida que necesitaba respuesta, pero no creo que el presidente haya querido decir que los médicos estaban relajados, a lo mejor la frase no fue correcta". "Él siempre habló muy bien del personal de salud y agradece el esfuerzo. También creo que hay una utilización política del hecho", apuntó.

Más restricciones. Para el profesional, hay que tomar medidas de forma urgente. "Ayer me di una vuelta por la ciudad y no veo que la gente haya comprendido los mecanismos de cuidado, porque si la gente estuviera cuidándose no tendríamos lo que tenemos hoy. Desde el punto de vista sanitario, no pasa por aumentar las camas, pasa por reducir la circulación viral, social y bajar los contagios. Yo no tengo dudas que hay que implementar restricciones, es lo que se hizo en todo el mundo, se han cortado las clases presenciales y más con los números que tenemos. No se lo que están esperando. Cómo estamos, no vamos bien".

Francisco Nardelli, director del Hospital Italiano, se mostró en sintonía. "No escapamos a la descripción que hacía Peluffo en cuanto al límite de las capacidades. Este fin de semana hicimos modificaciones para ampliar la capacidad de respuesta, redistribuyendo lo que tenemos para optimizar la atención. Agregamos un contenedor más en la puerta porque no teníamos dónde contener a los casos sospechosos y ponían en riesgo a otras personas. Son boxes de atención donde el paciente queda aislado y, en caso de tener que ser internado, queda en espera hasta ser ubicado".

"Si la gente usa el tapabocas y mantiene distancia, el riesgo baja. Tratamos de garantizar la seguridad del paciente. Este no es solo un problema de camas porque un paciente crítico de Covid necesita respirador y una planta de oxígeno porque no hay un tratamiento clínico. Esto último es más importante que las camas. Estamos evaluando buscar fondos para ampliar nuestra capacidad de brindar oxígeno porque el panorama es grave. El principal problema que veo en cuanto a la circulación es que la gente no se está cuidando", sostuvo.

A su turno, Pablo Casella, director del Hospital Raúl Matera, graficó la situación del siguiente modo: "Seguimos con ocupación en terapia intensiva COVID completa y en el área de cuidados intermedios también estamos al 100%: Incluso hay dos pacientes internados fuera del área COVID, a expensas de retirar camas de las terapias habituales. Sigue aumentando la consulta en la guardia y el seguimiento de pacientes positivos mediante la consulta telefónica. Eso nos preocupa mucho porque hoy son más de 200 las personas a las que seguimos telefónicamente".

"Hoy tenemos la misma cantidad de pacientes pediátricos que durante todo el año pasado, son 21 en total. También aumentaron la cantidad de adultos, por eso no podemos establecer cuál fue la forma de contagio. Por el momento, no hemos tenido ningún chico internado, a diferencia de 2020 que sí hubo alguno de corta edad alojado en la clínica. Se trata de pacientes con muy baja sintomatología y nuestra sospecha es que serían contacto estrecho de sus padres. La diarrea es un signo que aparece también en adultos. Muchos vinieron a consultarnos a la guardia con esa manifestación física, acompañada por fiebre", finalizó Casella.

Por último, Gustavo Carestía, del Municipal, se expresó en la misma dirección "la guardia no cerró nunca. Hicimos una restricción de ingresos. La atención, asciende en total a unas 500 personas por días, un número que para nosotros es agobiante y presumimos que está semana será similar, pero esa restricción nos permitió reacomodar un poco las personas internadas, pero a los pocos días volvimos a lo mismo".

"Ayer estábamos prácticamente con todo ocupado. Hemos agregado en estos días una sala de espera para los pacientes respiratorios, al lado de la guardia, y estamos tratando de armar en la parte superior del edificio de la guardia, completar la sala para tener una mayor cantidad de camas, en estos días le vamos a pedir a los empresarios de Bahía para que nos ayuden", sostuvo Carestía, durante su charla con el periodista Germán Sasso.

Sobre las medidas más importantes, reiteró: "Circulación y cuidados. Uno puede advertir, pero este fin de semana se veía gran cantidad de gente en los paseos, sin ningún tipo de cuidados. Tenemos un nivel de inconsciencia colectivo que es preocupante, vemos todos los días como la gente le pone el pecho en los hospitales y sin embargo sigue todo igual. La gente está cansada, estresada, por eso es necesaria una devolución como es la vacunación".

Por último, sobre los dichos de Alberto Fernández respecto al presunto relajamiento del sistema sanitario, consideró: "En el más positivo de las opiniones que uno puede advertir, es que fue desafortunado. De ahí para arriba uno puede decir otras cosas. En ningún momento el sistema se ha relajado, el nivel permanente que tenemos de pacientes es enorme y la gente que está en la guardia todos los días poniéndole el pecho a esta pandemia no se puede decir que se han relajado. En algún punto es hasta insultante".


Lo más leído