WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Liliana Franco en La Brújula 24

"Preocupa mucho la falta de empatía de la clase política"

La periodista Liliana Franco, quien desde hace casi treinta años viene reflejando la realidad política y económica de la Argentina, dialogó esta mañana con el equipo de LA BRÚJULA 24.

En contacto con Germán Sasso, la profesional analizó con dureza los cortocircuitos generados entre los gobiernos de Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires, a raíz de las restricciones adoptadas para evitar la propagación del coronavirus. Y dijo, que más allá de la reunión entre Larreta y Alberto Fernández "no va a ocurrir nada porque la respuesta del Gobierno fue clara".

En tal sentido, agregó que "no solo mantiene el no poder ir a los colegios, sino que endureció las medidas contra los restaurantes, lo cual no se entiende por qué con el 30 por ciento del aforo venían cumpliendo los protocolos. El discurso del Gobernador de ayer redobló esa actitud de confrontación y lo que ha generado es que ya se encuentren escenarios de rebeldías, escuelas que deciden igual abrir con el apoyo de los padres".

"Hay un caso en la ciudad de La Plata y el jefe de gabinete de Axel Kicillof ya dijo que están incumpliendo la ley. Hay una realidad, aquel que decide hacerlo, como pasa con muchos gimnasios, corre el riesgo de que le apliquen el peso de la ley", sostuvo.

Más de Liliana Franco en La Brújula 24

"Yo no termino de entender cuál es el beneficio de que Alberto no lo haya llamado 5 minutos antes del mensaje del jueves a Larreta. Habla de una impericia política o quizás la intención sea esa, generar una pelea política. Si es así, no me importa el signo político, desde que un presidente ingresa a la Rosada es el presidente de todos y merece el mayor de los respetos y por ende tiene mayor responsabilidad".

"Vamos a imaginar que toda la oposición estuviera provocando al Gobierno, pero ellos están por encima de eso porque se supone que miran toda la política, no pueden estar con pequeñas cosas peleando con un partido opositor".

"Era bueno cuando daban los mensajes juntos, incluso las encuestas marcaban un alto nivel de popularidad, y tiene una razón de ser. Una pandemia es comparable con la guerra, se altera la normalidad de la sociedad. En una guerra nadie quiere que los propios se estén peleando y acá pasa lo mismo".

"La vacuna da un sendero alentador, pero hasta llegar a ese momento se atraviesan dificultades. Si los que gobiernan se andan peleando la sociedad se siente indefensa. A mí lo que me preocupa mucho es lo que está pasando en el AMBA, porque se empieza a ver está situación, es jugar con fuego, y Argentina ya lo vivió en el 2001".

"La dirigencia política no está contemplando lo que le pasa a la gente, muchos se quedaron en la calle, se endeudaron, se quedaron sin trabajo y no tienen como recuperarlo. Además todo se achicó, y la dirigencia cobra su sueldo religiosamente y hasta se lo aumentaron, cuando el resto de la población no vive de la misma manera".

"Me preocupa mucho la falta de empatía que estoy viendo por parte de la dirigencia política, del poder sindical y también del judicial. Es un combo muy peligroso, son sectores que la pandemia no los afectó, se quedaron en sus casas nada más".


Lo más leído