WhatsApp de Publicidad
Seguinos

brutal ataque en el dique

“Le dijo buenas noches y le tiró un toscazo”

Walter Vargas, hermano de la víctima, se mostró sorprendido por la feroz agresión que conmociona a Pringles e incluyó golpes con un matafuego. “La recuperación es milagrosa porque casi lo matan”, contó esperanzado.

Foto: El Orden.

Walter Vargas es el hermano de Tulio Jesús, el hombre que se encuentra internado en el Hospital Penna luego de recibir una brutal golpiza con un matafuego en el Dique Paso de las Piedras, un caso que conmociona a Coronel Pringles y tiene en el ojo de la tormenta a la ex pareja del herido y al tío de la actual novia.

“Está consciente y permanece estable. El último parte médico indica que no lo van a tener que operar de la mandíbula. Los profesionales se sorprendieron porque el hueso está soldando solo”, se esperanzó Vargas, respecto a la salud de su familiar, en el inicio de la nota con LA BRÚJULA 24.

Sobre el brutal episodio, sostuvo que “para nosotros, es inexplicable, No comprendemos por qué Acosta hizo semejante atrocidad. Recorrer 200 kilómetros para matarlo. Mi hermano estaba en el Dique compartiendo un momento íntimo. Estaba abrazados con su actual pareja cuando vieron el auto pensaron que era gente que estaba buscando un lugar para pescar”.

“Escucharon la voz de la mujer (Torres, su ex pareja), ella dice ‘buenas noches’ y agarra una piedra que le arrojaron. Mi hermano se cubrió la cabeza y le pegó en la mano. Se produjo un forcejeo, la empujó y le pide que se vaya”, añadió sobre la crónica de lo sucedido, durante la entrevista con el periodista Germán Sasso, al tiempo que confirmó que sobre ella rige una restricción de acercamiento hacia la víctima de la agresión.

Cabe recordar que, inmediatamente irrumpió en la escena el autor de las lesiones más graves, producto del uso de un matafuegos: “Acosta, que era el mejor amigo de mi hermano y su esposa son tíos de la actual pareja de mi hermano. Casi lo mata”.

“Sinceramente, hasta los médicos le dicen que la mano de Dios estuvo con él y se salvó de morir. La sociedad es así, no solo en Pringles, ocurre en muchos lugares. Ahora será la Justicia la que determine lo que ocurrió. Si mi hermano es violento habrá un juez que se encargará de eso”, finalizó Vargas.

Por el violento episodio hay dos detenidos, ambos acusados del delito de tentativa de homicidio. Ambos se negaron a declarar y seguirán detenidos.


Lo más leído