WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Salió vía Salta

Tras el hostigamiento de la Policía, Natty Petrosino pudo salir de Formosa

Después de ser perseguida por el gobierno de Gildo Insfrán, la líder espiritual logró irse de la provincia esta mañana. Ahora, su próximo destino será Bahía.

Natty Petrosino llegó a la comunidad Wichi de Formosa el pasado diciembre para, una vez más, extenderle una mano a aquellos que más lo necesitan. Desde entonces, ha sido perseguida y hostigada por el gobierno de Gildo Insfrán, teniendo que enfrentar todo tipo de obstáculos.

Ahora, la líder espiritual -hoy columnista de este medio- finalmente logró salir de la Provincia en la mañana de este jueves, trasladada por Salta junto a su hijo Juan Francisco.

De manera inexplicable, el gobierno de Formosa le puso todo tipo de trabas en su camino, aislaron y detuvieron a su principal colaborador y a los camioneros que habían llevado las donaciones para la comunidad Wichi e incluso pusieron una orden de captura contra Natty, iniciándole una causa penal.

La realidad que se vive por estos momentos en aquella provincia es muy complicada: mucho permiso para circular, bloqueo de pueblos, cuarentenas en lugares lejos de casa, protestas de aborígenes por ese tema, gente pidiendo bancos móviles para poder cobrar sus planes sociales, camioneros que no pueden bajar de sus vehículos hasta que salgan de la provincia; y la lista continúa.

Pese a esta postura repudiable que tomaron las autoridades, la embajadora bahiense llevó adelante su misión con el amor que la caracteriza. Actualmente tiene pensado volver a Bahía en unas semanas y quedarse en la ciudad.

Ponerse firme

En diálogo con LA BRÚJULA 24, Natty relató cómo fueron sus días junto a la comunidad en El Divisadero.

“Cuando venía algún policía me cuidaban de tal manera que ellos ponían su vida, le decían ‘vos cruzás esta línea y te matamos, a nuestra madre no te la llevás’. Eso me daba fuerzas para quedarme”, comentó la referente social en comunicación con el programa Nunca es Tarde.

“Yo creo que es Dios que nos hace estas pruebas para ver si enseñamos a la gente a que razone”, reflexionó.

En esa línea, contó cómo reaccionó ante la exigencias de los efectivos: “Me dejaron entrar y cuando llego me dice la Policía bueno en seis horas tienen que salir. Me puse firme y dije no me muevo de acá”.

“Cuando tenemos una convicción y sabemos que es buena pongámonos firmes, no nos dejemos atropellar”, subrayó.

Con respecto a su misión, Natty señaló: “Pude cumplir con lo que yo me había propuesto, porque atendí partos y todas las enfermedades que subsisten, pude estar con ellos y darles de comer. Cumplí totalmente el objetivo mío”.


Lo más leído