WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Escatológico accidente

Insólito: una participante de MasterChef se orinó en pleno programa

La situación terminó con personal del canal limpiando el piso, la grabación parada, la participante yendo al baño a las corridas, y el resto sin poder creer lo que había pasado.

Nueva semana, nueva semifinal y más nerviosismo acumulado. MasterChef Celebrity llega a la recta final con seis de aquellos 16 famosos seleccionados, quienes buscan convertirse en el ganador del medio millón de pesos.

En el desafío del lunes (que, a decir verdad, no fue de los más difíciles) los participantes comenzaron en parejas, pero terminaron enfrentados. Para eso, uno de los integrantes del dúo tenía que entrar con los ojos vendados al mercado y elegir los ingredientes para el plato que habrían de preparar los dos, guiado por la voz de su compañero.

Cuatro minutos más tarde, con los materiales en las respectivas estaciones de trabajo, la solidaridad se transformaría en competencia, ya que serían los miembros del jurado los que decidirían cuál de las dos preparaciones estaba mejor realizada.

Belu Lucius le tocó en suerte el Polaco. Consciente de las limitaciones que tendría con los ojos tapados, la humorista decidió que iba a ser ella la encargada de darle las órdenes a su compañero.

De movida, el cantante arrancó mal y tiró unos cuantos frascos al piso: "Hice un despelote, y ella se empezó a poner nerviosa. Peor que yo". La ansiedad de ambos, sumado a que Lucius no termina de entender cuál es la derecha y cuál es la izquierda, complicó seriamente las cosas.

Pero no fue lo peor, porque el desempeño fue tan desastroso que a Lucius le agarró un ataque de risa tal que, sumado a los nervios, terminó en el peor desenlace: "Ay chicos, me hice pis", dijo riéndose. El estudio estalló en carcajadas, mientras un desconcertado Santiago del Moro preguntaba: "¿Cómo que te hiciste pis? ¿Literal?".

La situación terminó con personal del canal limpiando el piso, la grabación parada, la participante yendo al baño a las corridas, y el resto sin poder creer lo que había pasado.

Fuente: La  Nación


Lo más leído