WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Básquet

Campazzo tuvo su noche soñada en la NBA

El cordobés empezó a mostrar todo lo que puede dar en la mejor liga del mundo: metió 15 puntos y también brilló en defensa.

Y finalmente llegó el destapeFacundo Campazzo jugó su mejor partido en la NBA y coincidió con la remontada de los Denver Nuggets, que le ganaron 124 a 109 a Minnesota y sumaron así su segundo triunfo en la temporada, en la que apenas tenían un éxito contra cinco caídas.

El argentino jugó su mayor cantidad de minutos (21) y estuvo prendido fuego de frente al aro, anotando 5 de 8 en triples para llegar a un total de 15 puntos. Fue el tercer máximo anotador del equipo, por detrás de las dos grandes figuras del equipo: Jamal Murray (36) y Nikola Jokic (19).

Pero además aportó dos asistencias, un rebote, tres robos (la mitad de los del equipo) y hasta una tapa con su metro y 79 centímetros.

Como siempre, el argentino empezó en el banco y entró al inicio del segundo cuarto, con el equipo ganando apenas por un punto. Se estaba poniendo difícil el partido para Denver, pese a los múltiples problemas que acarreaba Minnesota, uno de los más débiles del Oeste y que encima llegaba sin su máxima estrella, el pivote Karl-Anthony Towns.

El cordobés pudo compartir minutos con Murray y, por primera vez, no involucrarse con los últimos jugadores de la plantilla, lo que le había pasado en la mayoría de sus minutos hasta la noche de este domingo.

Con la marca además de un viejo conocido del básquet FIBA como el español Ricky Rubio, Campazzo empezó a mostrar sus armas con una falta ofensiva que le sacó al pivote Naz Reid, un triple en la posesión siguiente para ponerse 45-39 y un gran robo anticipándose al posteo de otro grandote como Jake Layman.

En ese lapso (en que robó otra pelota y asistió de faja a un Monte Morris que no pudo definir) no pareció casualidad que Denver sacara lo que para entonces era la máxima ventaja (12 puntos).

El argentino volvió cerca del final del tercer cuarto, cuando quedaban 3 minutos y a los Nuggets se les había complicado: la distancia se había recortado a tres (80-77). Minnesota llegó a darlo vuelta y de hecho así arrancó el último parcial, arriba por uno (84-83).

En el arranque del último cuarto, Campazzo fue determinante con su tiro externo, al anotar uno de los tres que metió Denver para alejarse 94-86. También intervino con un robo a D'Angelo Russell, la figura rival, que terminó en anotación de P.J. Dozier para sacar la máxima de 14 puntos (100-86) y empezar a definir el partido.

Hubo un lapso todavía mejor del argentino en las posesiones siguientes del equipo de Michael Malone: después de una tapa, dos triples y una asistencia a Murray para estirar a 18 (110-92) y un tiro a distancia más para el 119-97.

Facu intentó uno más, sin éxito, y fue reemplazado en forma de premio por el entrenador cuando quedaban 55 segundos de partido.

Detrás dejaba su mejor actuación en la NBA, la que finalmente puede servir de trampolín a demostrar todas las condiciones que lo llevaron a conquistar el básquetbol internacional.

Fuente: Clarín


Lo más leído