WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

El drama de la inseguridad: se cansó de los robos y quiere mudarse

Vive y tiene su almacén en calle Sáenz Peña al 400, en el barrio San Martín. Anoche lo encañonaron dos ladrones y le sustrajeron el dinero de la recaudación. Pero no fue la primera vez: "Es tierra de nadie esto".

Foto ilustrativa (Archivo)

Walter Ferreira vive y atiende un almacén-pollería en Sáenz Peña al 400, en el barrio San Martín. Pero la inseguridad lo cansó y quiere mudarse. Incluso, ya puso en alquiler su casa.

Anoche fue la gota que rebalsó el vaso. "Entré el auto como siempre 20:30, cuando cerré el local, y al ratito me fui a la casa de un amigo. Volví un poco tarde y había dos personas en la puerta de mi comercio. Metí el auto atrás y salí para ver quién era", explicó el damnificado en LA BRÚJULA 24.

Ese momento, relató, sería el momento de máxima tensión. Es que esos dos individuos eran delincuentes que lo estaban esperando. "Yo tengo un pequeño depósito chiquitito a un costado y ahí me redujeron, tenía la plata del negocio, unos 87 mil pesos, y se lo llevaron".

"Lo malo es que son ladrones del mismo barrio. Hice denuncias por otros casos, robos, amenazas a mi hijo, pero nunca pasó nada. Esto es tierra de nadie", argumentó.

La puerta del depósito donde lo encañonaron y amenazaron.

Respecto de los intrusos que lo abordaron y encañonaron, contó que "estaban con gorritas y barbijos, lo único que pude ver en la oscuridad fueron los ojos y el arma que me apoyaron en la cabeza".

"El comercio lo tengo hace tres años y laburo muy bien gracias a Dios. Ya pusimos la casa en alquiler para poder irnos, lamentablemente no puedo vender porque es del Plan Federal y todavía la estamos pagando. Tengo el negocio lleno de gente todo el día, por eso no me puedo quejar", aseveró con indignación.

Y cerró: "Hace dos días le robaron a otro negocio que está a dos cuadras de casa y un tiempo atrás le pegaron un balazo a un vecino que está a la vuelta de mi casa para robarle carne picada. La verdad que está todo podrido en este sector. Últimamente uno se tiene que conformar porque no te peguen un tiro".


Lo más leído