WhatsApp de Publicidad
Seguinos

lo dijo el fiscal general

“El Ministerio de Seguridad evaluará si hubo algún ilícito en la protesta policial”

Juan Pablo Fernández admitió que por ahora la Justicia no inició ningún oficio ni recibió denuncias por la manifestación de la fuerza en la ciudad.

El Fiscal General Juan Pablo Fernández evaluó esta mañana en LA BRÚJULA 24 la movilización que realizó durante el transcurso de la semana la Policía en distintos puntos de la Provincia, entre ellos Bahía Blanca, y la ingerencia de la Justicia sobre su validez o no.

“Hasta el momento no iniciamos ningún oficio, tampoco recibimos denuncia en el Departamento Judicial de Bahía Blanca. Para saber si hubo algún ilícito se necesita saber qué función tenía asignada cada persona, si hubo abandono de lugar de trabajo. Es el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Seguridad, el que debe evaluar esta situación para establecer si existieron negativas a prestar el servicio”, resaltó Fernández, en el programa “Hoy También”.

Y agregó que “también habrá que analizar alguna otra situación, más allá de que no sea delito, si constituye una falta administrativa. Que hayan utilizado bienes del Estado ya se ha analizado en otras oportunidades. Para que haya peculado, un bien debe haber sido sustraído de la órbita de la administración pública. Por eso, debemos ser cuidadosos con las valoraciones. La entidad que tiene mayor conocimiento sobre estas circunstancias es el Ministerio de Seguridad, por eso pidieron los distintos registros periodísticos para evaluar la situación”.

“Todo este tipo de hechos deben ser analizados, más allá de las decisiones que se puedan tomar. Si bien no recuerdo los detalles, en 2013, cuando se produjo aquel intento de paro policial que se buscaba la sindicalización tampoco hubo investigación de la Justicia. Este es un tema debatido a nivel mundial y la imposibilidad de agremiar a la fuerza es algo que está generalizado. Es un tema que excede el derecho penal y se encuadra en lo laboral. Podría llegar a darse con ciertas restricciones y límites. No soy especialista en estas cuestiones, pero es debatible”, reconoció el Fiscal General, en otro segmento de la entrevista radial.

Por último, sostuvo que “el hecho de que los policías que se manifestaron portaran armas es algo que habría que analizar si constituye una falta administrativa. No es grato tener gente armada protestando, podría considerarse una amenaza implícita. En principio, la prudencia indicaría que podrían haberlas dejado en otro lado, pero también es cierto que los funcionarios policiales llevan siempre el arma reglamentaria. Acá hay muchas subjetividades porque todo tipo de conductas tienen los aspectos objetivables y sus interpretaciones”:

Lo más leído