WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en Silverstone

Fórmula 1: Verstappen rompió el dominio de Mercedes

El neerlandés hizo una extraordinaria carrera y se quedó con el GP de los 70 años en Silverstone. Hamilton se tuvo que conformar con el segundo puesto.

Los fanáticos de la Fórmula 1 aguardaban con mucha expectativa el Gran Premio 70° Aniversario en Silverstone, después del apasionante final que había tenido la carrera de hace siete días en el mismo circuito, con tres pinchazos en los primeros puestos en la última vuelta. Y si esperaban emociones, lo ocurrido este domingo en Gran Bretaña los premió. Porque apareció con todo en escena Max Verstappen para quedarse con la victoria y romper con el dominio de Mercedes y de Lewis Hamilton, que tuvo que conformarse con el segundo lugar. Así, el neerlandés dio el gran impacto y sembró incógnitas sobre cómo seguirá una temporada que parecía marchar sin fisuras a manos del piloto británico y de la escudería alemana.

Valtteri Bottas siguió mostrando en el comienzo que no se conforma con ser apenas un buen partenaire de Lewis Hamilton en Mercedes. El finlandés, que se había quedado el sábado con la pole position, consiguió mantener en el arranque la vanguardia de la competencia y soportó los intentos de su compañero de equipo, que va con empuje en busca de la primera posición.

El alemán Nico Hulkenberg (reemplazante del mexicano Checo Pérez, que no corre por estar afectado de coronavirus), que había dado la gran sorpresa en la clasificación con el Racing Point al llevarse la tercera posición, cedió su puesto a manos del neerlandés Max Verstappen,​ que se instaló desde ese comienzo como protagonista.

Quedó claro desde ese momento inicial que el de Red Bull iba por más que un lugar en el podio. Y metió fuerte presión a Hamilton, que volvía a lucir incómodo con las gomas. Así fue como mantuvo su fuerte andar para ir por las primeras posiciones mientras desde boxes le pedían que frenara su ímpetu. "Es la única oportunidad que tendré para estar tan cerca. No me voy a quedar sentado como una abuela", contestó en un divertido diálogo que captó la transmisión oficial.

Primero Bottas y después Hamilton marcharon hacia los boxes para el recambio de sus desgastados neumáticos. Y así quedó adelante un Verstappen que se mostraba mucho más cómodo que sus rivales de la escudería alemana.

El neerlandés esperó el momento justo para ingresar a los pits. Y luego de una rápida pasada, salió apenas por detrás de Bottas. Pero en su domingo endiablado, el de Red Bull no pedía ni daba cuartel: enseguida se tiró a recuperar el primer puesto y no solo lo consiguió sino que empezó a distanciarse cada vez más del de Mercedes.

Verstappen marcó el ritmo de la carrera hasta un nuevo ingreso a boxes junto con Bottas, para calzarse el juego de neumáticos que seguiría hasta el final de la competencia.

Entonces Hamilton pasó al primer lugar de las posiciones, aunque en ningún momento se sintió cómodo. El británico, acostumbrado a dominar las acciones de la categoría, sufría esta vez por los neumáticos y así lo manifestaba en sus reiteradas charlas con su equipo. Detrás, Verstappen, en el segundo lugar, marchaba con seguridad y mantenía una buena distancia sobre Bottas.

El neerlandés consiguió finalmente recuperar el primer lugar, con un Hamilton para el que entonces el objetivo había pasado a ser entrar al podio. Su gran oponente para esa pelea era el monegasco Charles Leclerc, que volvía a darle satisfacciones a Ferrari.

No tardó el británico en superar a Leclerc. Después del último paso por boxes se mostraba mucho más veloz que en el resto de la carrera y hasta soñaba con ir por más. El primer puesto ya quedaba lejos, con un Verstappen muy seguro, pero la posibilidad era arrebatarle a su compañero el segundo lugar.

Y así lo hizo poco después Hamilton, ante un Bottas que bajó considerablemente su ritmo en el final de su carrera. Pero nada perturbó el andar de Verstappen hacia la victoria, para que Red Bull finalmente festejara y rompiera el dominio de Mercedes, que hasta ahora mandaba sin fisuras en la temporada. Un enorme triunfo, como para pensar que puede animarse a ir por más y sembrar alguna duda sobre un campeonato que parecía marchar sin remedio a manos de Hamilton y los suyos.

Fuente: Clarín


Lo más leído