WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Violenta pelea familiar

El chaleco antibalas salvó a un policía de ser apuñalado: tres detenidos

Terminaron detenidas una madre y sus dos hijos, que estaban peleando entre sí, borrachos, adentro de la casa. La Municipalidad trabajó para dar abrigo a un nene de dos años.

Cuando el llamado al servicio de emergencias 911 hablaba de una confrontación familiar, los efectivos del Comando de Patrullas no se sorprendieron. Estos casos han aumentado durante la cuarentena. Pero al llegar al lugar del hecho, todo se salió de control.

Los uniformados arribaron a Alberdi al 2700 y se encontraron con la madre de la familia, María Benítez, intentando separar a su hijo Cristian, y su hija Milagros, que peleaban ferozmente y que estaban completamente borrachos. En ese momento, la joven de 21 años tomó a su hijo, un niño de apenas dos años, y salió corriendo para evitar a la policía. Los efectivos y su madre (abuela del chico), la persiguieron unos 250 metros hasta poder alcanzarla.

Increíblemente, cuando la atraparon, la madre de la joven se puso de su lado e intentó impedir que la policía la arrestase en plena calle. Ambas quedaron detenidas. Más tarde, el Municipio debió intervenir para resguardar al pequeño.

Pero como si todo esto no fuera poco, el otro hermano, Cristian, quien observaba todo, comenzó a arrojar piedras a los uniformados. Estos lo persiguieron hasta adentro de la vivienda, y allí fue cuando tomó un cuchillo y le dio un puntazo a uno de los policías. Fue el chaleco antibalas el que lo salvó: la hoja del arma blanca se dobló y no logró perforarlo. Ahora les hace compañía a su madre y su hija preso, a la espera de declarar.


Lo más leído