WhatsApp de Publicidad
Seguinos

punta alta

Por un mal arreglo de ABSA se le derrumba la casa y la empresa no se hace cargo

Esto le ocurre a una familia que vive en calle Río Colorado al 700, en Punta Alta. Hace ocho años que reclaman y la situación se volvió insostenible.

Vanesa vive un calvario. Ella, su madre y sus dos hijas. Lo que inició en 2012, y al parecer iba a tener solución en cuestión de días, fue empeorando más y más, y aún no termina.

Todo ocurre en una vivienda ubicada en calle Río Colorado al 700 en la vecina localidad de Punta Alta.

Según le contó a la redacción de LA BRÚJULA 24, un mal arreglo de ABSA generó un problema mayor, en su casa y en su vida. Las pérdidas de agua comenzaron a dañar la propiedad, al punto tal que en 2016 le retiraron los medidores de luz y gas por el peligro de que se vinieran a bajo.

Continuando con su relato, aseguró que al no tener respuesta de la empresa prestadora del servicio optó por no pagar más las boletas. "Ahora ABSA se agarra de eso para no venir a solucionarme el desastre que hicieron" asegura.

Arreglos hechos con alambre por parte de ABSA

Paso casi un año hasta que la familia pudo volver a tener luz y gas.

Esa pérdida de agua generó un tremendo daño. La casa cedió y no solo se rajaron las paredes, sino que se rompieron los caños internos. Para cuando arreglaron la pérdida de afuera iniciaron nuevos dolores de cabeza.

"Me dejaron el respiradero de las cloacas bajo tierra a metros del nuevo medidor. Quedó inclinado, y a raíz de eso todo el residuo cloacal vuelve y sale por las rejillas de toda la casa" contó indignada.

Pese a extender sus reclamos a la OMIC y el municipio rosaleño, aún no ha tenido respuesta. Cerrando la charla, y con mucha bronca Vanesa remarcó: "Cuando quiero hacer reclamos en ABSA me dicen que primero pague la deuda que tengo".

Lo más leído