WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Parate por la cuarentena

AFA pedirá más ayuda para clubes que no pueden pagarles a sus empleados

Desde la entidad presidida por Claudio Tapia pretenden créditos a tasas blandas y aliviar el impacto de las cargas sociales en los clubes.

El coronavirus dejó a los clubes en estado de emergencia. Ocurre con aquellos que tenían sus economías ordenadas. Y la situación se agrava con aquellos que ya estaban con los números en rojo. Así las cosas, mientras desde el Ministerio de Turismo y Deporte, a cargo de Matías Lammens, se comunicó que las instituciones recibirían la misma ayuda que las pymes, en la AFA no están conformes. El diálogo con el Gobierno es cordial, pero desde la casa madre del fútbol insisten con una mayor intervención del Estado para paliar la crisis.

Aquellos tiempos en los que Julio Grondona auxiliaba a los clubes con cheques a discreción quedaron atrás. Hoy la AFA se jacta de estar al día con sus 1.100 empleados y hasta le pagó el salario a Lionel Scaloni y todos los cuerpos técnicos de las Selecciones juveniles. Incluso adelantó el dinero que los clubes recibirán en concepto de derechos televisivos, canon que se cobrará entre el 12 y el 15 de abril.

El pedido tiene dos ejes: la facilitación de créditos a tasas blandas y el decreto 1212 que aliviaba el impacto de cargas sociales, aquel que derogó Macri y cuya restitución puso en el freezer Alberto Fernández. “Los clubes profesionales no son pymes; todos tienen más de 100 personas a cargo en sus nóminas”, deslizaron allegados a Claudio Chiqui Tapia.

El apoyo a las pymes incluye la postergación o reducción del 95% de las contribuciones patronales para empleadores que no superen los 60 trabajadores contratados. Los que superen este número –ergo, la mayoría de los clubes- podrán solicitar el Programa de Recuperación Productiva (Repro), que incluye una asistencia que oscila entre 6 mil y 10 mil pesos.

Ferro fue el primer club en comunicar que se plegará a este beneficio. Lanús, cuyo presidente es Nicolás Russo y tiene estrecho vínculo político con Sergio Massa, principal articulador y nexo del fútbol con la Rosada, lo hizo en Primera. También se plegarán Banfield y Argentinos. Su presidente, Cristian Malaspina, se había enojado con Jorge Amor Ameal, quien había sugerido que algunos dirigentes podían aprovechar la pandemia para patear el pago de los salarios.

Hay clubes mejor administrados que otros, claro. Mientras Racing cumplió con toda su planta y acordó una reducción del 30% en el salario de sus jugadores, Independiente no pagó los sueldos de febrero y marzo y pidió el adelanto del 60% que ofreció la Conmebol por su participación en la Sudamericana. En este contexto, AFA le pide soluciones a un Estado que ya estaba excedido en el gasto público y tuvo que incrementarlo producto de la crisis sanitaria. Fundamentalmente, porque desde la calle Viamonte le temen a la sombra de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

(Fuente: Clarín)


Lo más leído