WhatsApp de Publicidad
Seguinos

palabra de un especialista

“La curva de contagios se está aplanando en el país”

El infectólogo bahiense Diego Maurizi se mostró optimista respecto del avance de la pandemia en la Argentina, aunque aseguró que “tenemos que estar tranquilos y cumplir con el distanciamiento social”.

El médico infectólogo Diego Maurizi, a cargo de dicha área en el Hospital Municipal, dijo en LA BRÚJULA 24 que “la curva de contagios –coronavirus– en el país se está aplanando”.

En diálogo con Germán Sasso, el especialista enumeró una serie de tips para tener en cuenta en los tiempo que corren. No desesperarse, hoy, es la clave.

“Si uno presenta síntomas leves tendría que tomar paracetamol y esperar a que baje la fiebre. Estamos hablando de problemas leves que, muchas veces, en el transcurso del día se van solos”, explicó el especialista.

Aunque reconoció que el aislamiento puede jugar una mala pasada desde lo psicológico. “Mucha gente está ansiosa por estar todo el día adentro y empieza a sentir cosas que cuando estaba trabajando no las sentía”. 

“Fiebre y tos son los síntomas más importantes. Lo teníamos vinculado a personas que venían del exterior o de contacto estrecho con alguien que venía de viaje. Pero ahora puede haber algún caso que no tenga ese nexo externo, lo que llamamos autóctono”, graficó Maurizi.

Y agregó: “Ahí empieza a primar la gravedad de ese paciente, si tiene fatiga es importante ir a la guardia, y si no tratar de mantener el distanciamiento social. La guardia está conectada siempre con un infectólogo, y nosotros vemos si pedimos el estudio o no”.

“Lo que queremos ver es si podemos documentar casos autóctonos, eso cambiaría el enfoque de la epidemia”.

Respecto del modo de recepción de pacientes, el profesional indicó que “el interrogatorio pasa por los síntomas y los contactos que ha tenido. A través de un examen físico uno ve si hay un foco que origine la fiebre, que no sea el coronavirus. Muchas veces nos valemos del médico de guardia, con el que vamos definiendo”. 

Sobre el único caso confirmado en la ciudad, refirió que “por suerte se fue de alta, ya llevaba 4 o 5 días sin fiebre. Está en su casa, con su familia. Tiene la suerte de poder tener una casa donde está él solo”.

A nivel general, a pesar de su optimismo, mostró cautela: “creo que vamos a tener que pensar en una segunda etapa de la cuarentena, protegiendo a las personas con más de 60/65 años o que tengan patologías previas que puedan complicarse por el coronavirus. Hay que prolongar la cuarentena para esas personas y el resto de la gente joven empezar a trabajar, siempre guardando el alejamiento como venimos viendo”.

“Lo que queremos es que no se sature el sistema de salud, por ahora está muy bien controlado en la ciudad. Tenemos todo preparado y por suerte no hay tanta tasa de internación. Se ha logrado mandar de alta a muchos pacientes, se decidió también suspender cirugías selectivas. En las guardias también hay menos consultas”, sostuvo.

Y dijo que “la curva de contagios en la Argentina se está aplanando, estamos en 30/40 casos todos los días. Por eso hay que felicitar a las autoridades y al pueblo que obedeció. Creo que por ahora tenemos que estar tranquilos, contentos”.

La nota completa:


Lo más leído