WhatsApp de Publicidad
Seguinos

lo afirmó el fiscal general

"El cultivo de marihuana sólo puede ser autorizado por el Ministerio de Salud"

Juan Pablo Fernández contextualizó los allanamientos realizados en las últimas horas en Tornquist, donde dos concejales fueron detenidos.

El fiscal general Juan Pablo Fernández visitó los estudios de LA BRÚJULA 24.

Juan Pablo Fernández, fiscal general del Departamento Judicial de Bahía Blanca, explicó esta mañana en LA BRÚJULA 24 detalles de la legislación vigente sobre tenencia de marihuana y el límite con lo que es considerado delito, a raíz de lo que fueron los allanamientos llevados adelante días atrás en Tornquist, que terminaron con el arresto de dos concejales.

"Es importante contextualizar para evitar conclusiones apresuradas y erróneas. Es necesario dejar sentado que nadie está en contra del uso medicinal del cannabis. Si la sustancia tiene propiedades curativas y terapéuticas estamos a favor de eso. Pero hablamos de que su uso debe estar encuadrado desde lo científico o medicinal. Armarse o fumarse un porro queda por fuera de eso", reflexionó Fernández, en el programa "Una Buena Razón".

Y agregó: "La marihuana tiene distintos fines, no exclusivamente el uso medicinal. La planta de cannabis sativa cuenta con THC, el psicoactivo de la misma que provoca alteraciones mentales, actúa sobreestimulando ciertas áreas del cerebro, con alto poder adictivo. La pregunta es y yendo a lo que motiva las discusiones, es buena o mala, hace bien o hace mal. Está probado que altera sentidos, cambia el ánimo, modifica la percepción de colores limita la movilidad corporal, debilita la memoria y, entre otras cosas, hasta puede provocar alucinaciones y delirio".

"Por esto, es que la sustancia en principio está prohibida. Aunque no absolutamente porque tiene usos medicinales, terapéutico para algunas enfermedades como la epilepsia refractaria. Es importante avanzar en el razonamiento para saber qué está prohibido y qué no. Se trata de una sustancia que debe ser controlada en cuanto a su cultivo porque produce efectos negativos y es una determinación que debe tomar el Congreso de la Nación", enfatizó la máxima autoridad de los fiscales del distrito en otro segmento de la entrevista radial.

No obstante, Fernández hizo una aclaración: "No significa que toda tenencia sea delito, pero es importante señalar que la tenencia de cannabis en semillas o plantas no es libre. Está prohibida en principio por la Ley de Estupefacientes y puede tenerse con autorización, a través del Ministerio de Salud. Se requiere comprender lo que se conoce como delito de peligro abstracto. La Ley reprime la tenencia de estas sustancias por cómo pueden ser usadas. Es algo similar a lo que ocurre con las armas de fuego".

"La Ley prohibe la tenencia porque genera un peligro para la salud, más allá de los fines que tenga para quien cultiva. Una cantidad determinada, por su sola tenencia, el peligro abstracto de afectar a la salud. Quién garantiza que esos cultivos particulares en su totalidad son destinados a fabricar aceite medicinal, para el cual un médico fue recetado. La Ley contempla un registro de pacientes, que sean doctores de hospitales públicos los que prescriban el medicamento para determinadas patologías", sostuvo.

En ese mismo sentido, hizo algo más de docencia: "No existe la marihuana libre. Se puede cultivar con fines medicinales y con autorización y control estricto del Ministerio de Salud. Es cierto que puede permitirle al Conicet y al INTA el cultivo, pero debe hacerlo expresamente, con un monitoreo estricto de la extracción y el destino final del aceite, que hasta puede ser gratuito. El Poder Ejecutivo lo ha habilitado para la epilepsia refractaria. Cultivar más de lo autorizado es un riesgo potencial porque con lo que sobra no se sabe qué se hace".

"Cuando a un fiscal le llega una denuncia debe actuar. Ellos están para cumplir la ley y son ellos los primeros que no deben incurrir en un delito porque tienen la obligación de perseguir los delitos. Muchas veces, a algunos funcionarios públicos no les gusta lo que dice la ley y no la cumplen y eso no está bien. Los argentinos tendemos a incurrir en ese error de hacer prevalecer el criterio individual por sobre lo que está escrito", finalizó.


Lo más leído