WhatsApp de Publicidad
Seguinos

superliga

River se afirmó como líder con un triunfo clave ante Central Córdoba

El festejo del primer gol de River ante Central Córdoba en el estadio Roberto Carminatti.

River sumó este domingo otra victoria que lo perfila como el gran candidato a quedarse con la Superliga. Fue por 2-0 en el Monumental sobre un Central Córdoba preocupado por su promedio, en un encuentro que se le complicó con una inesperada expulsión tempranera y que lo obligó a disputar prácticamente todo el trámite con un hombre menos.

Cuando el equipo de Marcelo Gallardo daba sus primeros pasos en el campo de juego, Paulo Díaz reaccionó desmedidamente a un golpe en la nuca de Gervasio Núñez, pegó de atrás sin pelota y se ganó la roja de Néstor Pitana.

También hubo lugar para la polémica, cuando Oscar Salomón tomó de la camiseta a Suárez en el área y todo el estadio pidió penal.

Es que, con el correr de los minutos fue el Millonario el que mostró dominio, y logró plasmarlo en el momento justo: a los 47, apenas antes del descanso, Matías Suárez escapó por izquierda y mandó el centro cruzado para que Rafael Santos Borré empujara el balón a la red por el segundo palo.

El complemento fue, para el local, el ámbito para demostrar que su superioridad no se veía afectada por la inferioridad numérica. Suárez tuvo tres chances: en dos se topó con el Ruso Rodríguez y en otra con el travesaño. Del otro lado, solamente intentó Núñez, sin puntería.

River sumó este domingo otra victoria que lo perfila como el gran candidato a quedarse con la Superliga. Fue por 2-0 en el Monumental sobre un Central Córdoba preocupado por su promedio, en un encuentro que se le complicó con una inesperada expulsión tempranera y que lo obligó a disputar prácticamente todo el trámite con un hombre menos.

Cuando el equipo de Marcelo Gallardo daba sus primeros pasos en el campo de juego, Paulo Díaz reaccionó desmedidamente a un golpe en la nuca de gervasio Núñez, pegó de atrás sin pelota y se ganó la roja de Néstor Pitana.

También hubo lugar para la polémica, cuando Oscar Salomón tomó de la camiseta a Suárez en el área y todo el estadio pidió penal.

Es que, con el correr de los minutos fue el Millonario el que mostró dominio, y logró plasmarlo en el momento justo: a los 47, apenas antes del descanso, Matías Suárez escapó por izquierda y mandó el centro cruzado para que Rafael Santos Borré empujara el balón a la red por el segundo palo.

El complemento fue, para el local, el ámbito para demostrar que su superioridad no se veía afectada por la inferioridad numérica. Suárez tuvo tres chances: en dos se topó con el Ruso Rodríguez y en otra con el travesaño. Del otro lado, solamente intentó Núñez, sin puntería.

Al final, la frutilla del postre fue un golazo del ingresado Ignacio Scocco, quien recibió por el medio y se recostó a la izquierda a fuerza de amagues y hasta un caño, hasta terminar eludiendo hasta al arquero. Un epílogo a la altura de una actuación que invita a soñar a los de Gallardo con su primer torneo local de su exitoso ciclo.

Fuente: TyCSports.

Lo más leído