WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Deuda de la provincia

Kicillof extendió hasta el lunes la negociación con los bonistas

El gobernador debe pagar antes del 5 de febrero si no logra el visto bueno de los acreedores. "No queremos default bajo ningún concepto", aseguraron.

Axel Kicillof y la negociación con los bonistas.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció hoy a los tenedores del bono BP21 que extendió hasta las 17 del próximo lunes el plazo para otorgar su consentimiento a diferir el vencimiento del pago de capital desde el 26 de enero hasta el 1 de mayo de 2020, se informó oficialmente.

En un comunicado, el Ministerio de Hacienda y Finanzas que conduce Pablo López precisó hoy que "el pasado 27 de enero, teniendo en consideración la compleja situación financiera existente y la voluntad de pago que siempre exteriorizó esta administración, la Provincia mejoró la oferta ya realizada a los tenedores del bono".

Se recordó que en esa oportunidad, en busca del acuerdo, se ofreció "cancelar de manera anticipada y en su totalidad los intereses relacionados con el capital diferido (por el período desde el 27 de enero al 1 de mayo)".

"Los bonistas ahora recibirían, de ser aprobada la modificación, aproximadamente US$ 28,698 cada US$ 1000 de capital diferido", se expresó.

Los acreedores debían definir hoy si aceptan la propuesta formulada por el gobierno bonaerense para postergar el pago de 250 millones de dólares de capital hasta mayo, pero adelantando el pago de intereses.

De no haber consentimiento, el Estado provincial no ingresará en cesación de pagos, dado que se estableció un plazo adicional hasta el 5 de febrero.

Si bien el vencimiento operó el 26 pasado, el Ejecutivo bonaerense ofreció a los acreedores postergar el pago por no contar con los recursos para afrontarlo en esa fecha.

Originalmente se debía realizar el pago el 22 de este mes, pero el gobernador Axel Kicillof extendió el plazo hasta hoy para alcanzar el necesario acuerdo del 75% de los acreedores para posponer los plazos.

Voceros de gobernación explicaron a este diario que "abrimos la ventana hasta el lunes, creemos que son plazos prudentes". Y agregaron que "tenemos la mejor buena voluntad, vamos a extremar las medidas de negociación porque no queremos default bajo ningún concepto". También resaltaron que "todas las propuestas de los bonistas se analizan pero no hay un consenso unificado. Tienen posturas muy diversas".

Ahora el plazo se extiende hasta el próximo lunes. En caso de no haber consentimiento, el Estado bonaerense no ingresará automáticamente en cesación de pagos, ya que existe un plazo adicional hasta el 5 de febrero. En ese lapso, podría alumbrar algún entendimiento que evite el default.

El vencimiento operó el día 26, pero la Provincia propuso un acuerdo a los acreedores frente a la imposibilidad, aseguran los funcionarios, de hacer frente a ese pago que corresponde al capital del título que fue emitido en 2011 pero que Axel Kicillof debe afrontar en el arranque de su mandato.

Frente a un primer intento fallido de cierre con la mayoría de los bonistas -la Provincia debe reunir el OK del 75 % de ellos-, Kicillof resolvió ofertar a los acreedores pagar por anticipado los intereses que devenga el bono, en un intento por seducirlos.

En tanto, ayer, Kicillof volvió a referirse a la negociación. “Los acreedores de Wall Street reclaman por la deuda que nosotros no tomamos”, sostuvo, y destacó que las prioridades del gobierno bonaerense “son la salud, el trabajo, la educación y las condiciones sociales”.

“Ahí está puesto nuestro compromiso. Tenemos una enorme deuda como gobierno, pero la principal es con los y las bonaerenses y por eso estamos poniendo a la salud en este lugar”, apuntó.

Pero en el gobierno bonaerense aseguran que no tienen los recursos para hacer frente al compromiso. En medio de un fuerte hermetismo, no se descarta una salida intermedia, tal como viene planteando un sector de los bonistas.

Fuente: El Día

Lo más leído