WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo quiere en el INDEC

Un Lavagna en el gobierno de los Fernández

El presidente electo le confirmó además a sus colaboradores que Zannini será el procurador del Tesoro. Las incógnitas están en Economía y en el Ministerio de Igualdad y Género.

En el gobierno de Alberto Fernández habrá un Lavagna y estará al frente del Indec.

La posibilidad de que el diputado Marco Lavagna se hiciera cargo de la institución que investiga y determina la inflación, la pobreza y el costo de vida había circulado durante la semana en los mentideros políticos.

Ayer, finalmente el presidente electo le confirmó a sus principales colaboradores que Lavagna había dado el sí y como tal reemplazará a Jorge Todesca.

Al mismo tiempo y a pesar de las críticas que surgieron, principalmente desde los grandes conglomerados mediáticos, Fernández avanza en su intención de designar a Carlos Zannini al frente de la Procuración General del Tesoro. El presidente electo considera que el ex secretario de Legal y Técnica y es una de las personas que más conocimiento tiene del derecho administrativo.

El futuro desembarco de Lavagna en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos tiene que ver con la búsqueda de Fernández de un economista que no integre las filas del Frente de Todos pero que de alguna manera comparta los lineamientos generales de la política económica de un gobierno nacional y popular.

Para el presidente electo ese perfil coincide con el de Marco Lavagna y a quien llamó para convencerlo de conducir el Indec. El actual diputado nacional que participó en el armado electoral de su padre no dudó en aceptar el convite y se lo comunicó a Fernández poco después de recibir el ofrecimiento.

"Se le ofreció la conducción del Indec y le garantizamos total autonomía porque lo que se necesita es alguien con capacidad, como la de Lavagna, que no forme parte de nuestro espacio político pero que tenga critieros similares a los nuestros en economía", aseguraron los colaboradores de Alberto Fernández.

Por otra parte, los colaboradores de Alberto Fernández están cada vez más convencidos de que Carlos Zannini será el próximo procurador del Tesoro.

Ayer le preguntaron a Fernández sobre esta designación y respondió que existe "un 90 por ciento de posibilidades" de que a partir de diciembre se convierta en el jefe de los abogados del Estado.

Para el presidente electo resulta estratégico contar con la colaboración de Zannini. Suele recordar los 12 años que estuvo al frente de la Secretaría de Legal y Técnica y, por lo tanto, quiere aprovechar el conocimiento profundo de la cuestión administrativa del Estado. Hay también un costado reivindicativo en esta decisión es que considera que el ex candidato a vicepresidente fue injustamente perseguido y detenido durante más de cien días.

Fuente: Página 12.


Lo más leído