WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Copa Libertadores

Gallardo volvió a quejarse del arbitraje: "Las decisiones fueron escandalosas"

"Hubo 12 ó 13 faltas de las 27 fueron inexistentes. Te podés equivocar en dos o tres, ¿pero en 12 faltas?", se quejó el entrenador millonario.

Marcelo Gallardo analizó el desarrollo de la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores ante Boca: reconoció las exigencias que impuso el rival en la Bombonera y fue terminante con la actuación del juez brasileño Wilton Sampaio. Al mismo tiempo se fijó en la situación de Gustavo Alfaro y dio indicios sobre su futuro.

“No era un partido fácil para nosotros, el contexto no era fácil. Más allá de tener la idea de querer jugarlo como habitualmente solemos hacer, de encarar el partido con la misma idea, no lo pudimos hacer. Primero producto de la exigencia de Boca, que tenía que buscar el resultado, tratar de ganar esas pelotas aéreas, esa segunda pelota a la cual nos sometió permanentemente. Nos sentimos incómodos. Y segundo por las decisiones arbitrales que, para mi gusto, fueron escandalosas. Hoy tal vez no lo digamos con exaltación pero hubo decisiones, que fueron muchísimas, y lo digo porque es muy evidente y está a la vista de todos”, fue la contundente primera frase del Muñeco.

Y continuó: “Muchos medios se hicieron eco del pobrísimo arbitraje de Sampaio en Boca. 12 ó 13 faltas de las 27 fueron inexistentes. Te podés equivocar en dos o tres, ¿pero en 12 faltas? Eso nos fue llevando a no poder salir y también producto de la exigencia de Boca. Aguantamos bastante bien, podría haber sido mucho más dificil. Los jugadores también sintieron impotencia. Al hacer el análisis mucho más frío, se valora mucho más la clasificación. Claramente el contexto no iba a ser favorable”.

Además, el entrenador riverplatense confesó que en el entretiempo les dijo a sus jugadores que tuvieran cuidado al acercarse a los de Boca para no generar faltas: “Nuestro juego también se basa en el robo de pelota y no podíamos robar pelotas porque todos los contactos eran pitazos del árbitro. Eso nos generó no poder atacar con la continuidad con la que lo hacemos habitualmente”. En tanto, marcó la virtud que tuvo el equipo de Gustavo Alfaro: “Boca intentó imponer condiciones a través de pelotas aéreas y paradas. Tiene una virtud muy grande que es el juego aéreo. Nosotros no nos pudimos conectar, tuvimos algunos momentos de imprecisiones y no encontramos nuestro juego”.

El estratega del conjunto de Núñez admitió que le causó vergüenza ver el video de su eufórico grito en las escaleras que conectan al vestuario visitante de la Bombonera y explicó que fue un desahogo después de tanta tensión vivida. También justificó que River y Flamengo sean los finalistas de la Copa: “Es una final merecida. Vamos a enfrentar a un equipo muy poderoso, con muy buenos jugadores, con un entrenador que ha llegado este año y lo ha convertido en este equipo que es hoy. Tiene muchísima experiencia y ya ha estado en otras finales también”.

(Fuente: Infobae)


Lo más leído