WhatsApp de Publicidad
Seguinos

mundial de básquet

Hernández: "Ganamos la medalla de plata, no perdimos la de oro"

Tras caer ante España, el entrenador bahiense valoró lo logrado: “Dentro de diez años se va a hablar de este equipo” sostuvo "Oveja".

El entrenador bahiense Sergio Hernández rescató todo lo positivo del equipo en el certamen.

La tristeza por la caída por 95-75 en la final contra España no opacó lo conseguido por la Selección Argentina en el Mundial de Básquet China 2019. Ni siquiera para los integrantes del plantel que, de todos modos, valoraron el histórico logro de llegar por tercera vez a una final en 70 años de campeonatos del mundo.

“Son dos cosas diferentes, lo del partido con lo del campeonato”, remarcó el entrenador, Sergio Hernández. “En el partido, España nos dominó de punta a punta, fue muy superior, tiene un equipo tremendo. No tenemos excusas: no estábamos cansados, no estábamos desmotivados, estábamos sanos, con la ilusión, preparamos el partido. Por lo tanto, todo lo que sucedió fue mérito de España”, reconoció el entrenador argentino minutos después de terminado el partido.

Inmediatamente, destacó lo logrado en estos 16 días. “Para resumirlo: creo que hoy no perdimos el oro, ganamos la plata. De eso no tengo absolutamente ninguna duda. Esto que acaba de ganar la Argentina es histórico, es motivo de orgullo. Es algo para que reflexionemos nosotros antes que nadie: cuando hay un compromiso, trabajo y apoyo, y se hacen las cosas bien, se consiguen los resultados. Nosotros las hicimos bien”, expresó. Y lo selló con un dato: “Este es el segundo partido oficial que pierde Argentina en (este ciclo de) sesenta días. Contra México en los Panamericanos y hoy”.

El entrenador argentino, siguiendo el paso marcado por el líder y capitán del equipo, Luis Scola, no negó la frustración pero tampoco la satisfacción por una actuación extraordinaria, que dejó a la albiceleste en la elite del mundo FIBA.

“Estoy triste por no haber podido ganar pero súper contento y orgulloso con este equipo, que va a estar en mi corazón por el resto de mis días”, definió Hernández. “Se habla de la Generación Dorada como dentro de diez años se va a hablar de este equipo, y como pasa con los mundiales de fútbol del 78 y el 86, de quién fue mejor que quién. No importa: somos todos argentinos”, dijo. Y agregó: “Dentro de un tiempo, ninguno de los que estamos acá vamos a estar. Yo seguramente estaré con bastón, mirando por televisión. Y hay que apoyar”.

Este subcampeonato se suma a los grandes logros de Hernández con la Selección, tras el título ganado en los Panamericanos de Lima, en agosto pasado. El bahiense también acumula tres subcampeonatos de América (2007, 2015 y 2017) y una medalla de bronce olímpica en Beijing 2008.

En todo caso, aun con las emociones latentes del partido decisivo recién finalizado, el técnico hizo hincapié en la organización del básquet argentino. “Todos los equipos que llegan a las finales son los que internamente están bien armados, los que más valor le dan al deporte y más respaldo del estado y privado tienen. Sabemos lo que es el deporte en el mundo: gran parte de la cultura. Bueno -insistió-: hay que apoyarlo”.

España volvió a cruzarse en el camino de Sergio Hernández en una copa del Mundo. En 2006, la Roja eliminó a la Argentina en semifinales con un 75-74 e incertidumbre hasta el último segundo, cuando un recordado lanzamiento para tres puntos de Andrés Nocioni rebotó en el aro. En esta ocasión, el seleccionado europeo dominó de punta a punta, a una Argentina que pese a todo nunca aflojó.

Para Hernández, el aliento de la gente fue uno de los alicientes. “Estos locos que están acá representan a los que hubiesen querido estar y no pudieron -dijo-. Es lejos y es caro. Pero sabemos que tuvimos un apoyo espectacular, que lo vieron en las escuelas, en los clubes… Hoy, eso nos hizo poner el corazón a pesar de ser dominados por el rival, tirarnos de cabeza, jugar con todo hasta el final. Porque teníamos un país detrás”.

Fuente: Clarín.


Lo más leído