WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló el ministro

Caputo responsabilizó a la política por la suba del dólar

Si bien reconoció que hubo medidas “duras”, destacó los logros de su administración en los primeros meses de gestión.

“Salimos de terapia intensiva, por lo pronto logramos que el paciente no se muera y estamos en franca recuperación. Los números de mayo fueron los mejores de estos seis meses. Tuvimos récord de superávit fiscal. La inflación cayó a la mitad de lo que fue en abril, a lo que se decía que no podía bajar del 7%. Empezamos a ver ya a partir de marzo, abril, signos de recuperación que en mayo se profundizaron. El índice construya creció 4,8%, despachos de cemento 11,5%, producción de autos y ventas de autos subió un 5%, energía, agro. El crédito está pegando un vuelco importante”.

Con este mensaje positivo comenzó su discurso el ministro de Economía, Luis Caputo, en la disertación que pronunciara este martes al cierre de la Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción -CAMARCO-. En una disertación con fuerte tono político, el titular del Palacio de Hacienda anticipó que “al final de nuestro mandato, nosotros vamos a haber reducido el 90% de los impuestos que hay hoy en Argentina”.

Caputo habló frente a casi 1.900 asistentes del sector más golpeado en los últimos meses. Por esta razón enfrentó a un auditorio “frío” y en buena medida escéptico. Cabe recordar que, en el primer trimestre del año la construcción fue la actividad que más se contrajo con una retracción de 19,7% con relación a igual período de 2023.

Lo hizo además en un día cargado de tensiones en el mercado de cambios. El dólar blue subió con fuerza este martes y alcanzó un nuevo récord nominal, al cotizar a $1.335 para la compra y a $1.365 para la venta.

En el plano de la economía real, se conocieron distintos indicadores desfavorables. Con el inicio de la gestión de Javier Milei, la distribución del ingreso alcanzó el peor registro en 16 años. Ayer se conoció que la desocupación fue del 7,7% en el primer trimestre de 2024, dos puntos porcentuales arriba en comparación con el último trimestre de 2023. También este lunes, el INDEC dio a conocer los datos de actividad económica correspondientes al primer trimestre de 2024 con una marcada caída de 5,1% en comparación al mismo trimestre del año anterior.

De todas maneras, los concurrentes a la Convención valoraron que el ministro haya ido “a poner la cara”. En tanto, en el entorno del ministro, señalan que se ocupó de rescatar el rol de los empresarios y, por este motivo, enfatizó que “es importante crecer para que el Estado pueda bajar impuestos”.

Política

La política ocupó el centro del discurso de Caputo. Dijo que el kirchnerismo pensaba que “estos pavos se van en dos o tres meses”, pero como ahora se han dado cuenta que el Gobierno está logrando resultados, tienen que “poner toda la carne al asador”, de donde explicó los ataques a la gestión oficial.

Tras recordar que el kirchnerismo gobernó “16 de los últimos 20 años, y destrozaron el país”, consideró que la única forma que tienen para volver a gobernar es “convencerlos a ustedes que los que vienen son igual de malos que ellos” y agregó que “la única alternativa que tienen es hacer daño. Y eso es lo que tratan. Por eso las cosas que se están viendo, por eso las cosas que se dicen, y por eso la paradoja que, en el mejor mes, es cuando más ruido se escucha”.

Como muestra de ese “ruido” se refirió al tipo de cambio. “Se escapa el tipo de cambio porque se fue a 1.300 (pesos). Llegamos con un tipo de cambio en 1.180. O sea, subió un 10% en seis meses.” Para minimizar este movimiento, Caputo recordó que al Gobierno anterior “el tipo de cambio se le fue de 60 a 1.200. O sea, subió 20 veces”.

El ministro reiteró que no había otra posibilidad que cerrar el déficit fiscal porque ya no se podía ni emitir ni lograr financiamiento. Precisó que recibió aproximadamente 2.700 obras de las cuales el 77%, casi 80%, eran obras por convenio, la mayoría menores como, ejemplificó cordón cuneta en Santiago del Estero o el techo de una pileta en alguna otra provincia o el baño en un cementerio. Si bien consideró que estas obras deben realizarse, no le corresponden a la Nación, sino a los intendentes o los gobernadores. Afirmó que “la Nación tiene que hacer obras de infraestructura, lo importante es que sirvan al desarrollo”.

Al respecto, se pudo saber que el Poder Ejecutivo Nacional está elaborando un listado de obras públicas a ser encaradas por la Nación.

Caputo estimó que cerca de la mitad de las 1950 obras menores, unas 900, ya se las llevaron las provincias. Sostuvo que “la mitad prácticamente apenas si se había empezado, la otra mitad, vinieron las provincias a afirmar que se las llevaban para terminarlas, porque algunas eran obras más importantes, la mayoría ya estaba avanzada, 60, 70, incluso 80%”. Afirmó que este sistema está empezando a dar sus frutos y que lo conversó “con muchos gobernadores de la oposición, no kirchneristas, peronistas, hago la diferencia, porque para mí el peronismo no es el kirchnerismo”.

Fuente: LB24 / Ámbito.

Lo más leído