WhatsApp de Publicidad
Seguinos

GNL

Kicillof pidió que se defina por cuestiones técnicas y no por “afinidades políticas”

El gobernador le respondió al presidente de la petrolera, quien dijo que se podría retirar la inversión para la instalación de la planta de gas licuado en Bahía Blanca si Buenos Aires no adhiere al RIGI.

“El juego de la politiquería tiene que estar por fuera de una decisión de esta importancia”, sentenció el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en respuesta a las amenazas de La Libertad Avanza y el titular de YPF, Horacio Marín, sobre retirar la inversión para la instalación de una planta de gas licuado (GNL) en Bahía Blanca si Buenos Aires no adhiere al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

Kicillof cuestionó “por qué, para qué y en beneficio de quién” el gobierno de Milei busca cambiar términos del acuerdo, previamente anunciado en 2021 por el Frente de Todos.

El gobernador subrayó que el RIGI “aún no existe”, mientras que el acuerdo entre YPF y la empresa malaya Petronas es el resultado de una negociación de más de 10 años, que no incluía los beneficios “promocionales” del régimen aún en discusión en la Cámara de Diputados. “Estamos discutiendo sobre la nada y con fantasmas. Había un proyecto anunciado y una ley (de promoción a inversiones en GNL) con media sanción”, recordó Kicillof.

“Historia Virtuosa de Planificación del Estado”

Para responder a las operaciones de LLA, señala Página 12, el gobernador repasó la “historia virtuosa de planificación del Estado” detrás del proyecto para la instalación de la planta de GNL entre YPF y Petronas en el puerto bahiense, con exportaciones estimadas entre 20 a 25 mil millones de dólares anuales.

Kicillof destacó la recuperación de YPF durante el gobierno de Cristina Kirchner y la alianza con la estatal malaya en 2014, cuando él era ministro de Economía. Señaló que las negociaciones continuaron durante la gestión de Mauricio Macri y el anuncio del ex presidente Alberto Fernández en 2021, además del proyecto de ley que beneficiaba las inversiones en GNL, el cual ya contaba con media sanción del Congreso antes de la asunción de Milei.

“Había una enorme inversión que ya estaba definida, sin RIGI. Proyectos que están decididos, pero que ahora están a la espera de este régimen con beneficios exorbitantes, beneficios que no han pedido ni necesitan, pero que les resultan atractivos”, criticó Kicillof, advirtiendo que esos beneficios para las empresas “son pérdidas para el pueblo argentino”.

Entre las ventajas que el RIGI otorga a las empresas extranjeras, Kicillof destacó la posibilidad de llevar juicios por eventuales conflictos a tribunales del CIADI o de Nueva York, como ya ocurrió con los fondos buitre y la propia YPF. “Es una cesión de soberanía. Esta inversión ya estaba anunciada, se les está dando más de lo que piden y por fuera de parámetros de la soberanía nacional”, sentenció.

El mandatario pidió tratar el tema con “seriedad y trabajo técnico” y recordó que ya se han invertido 50 millones de dólares en la preparación de la ingeniería del proyecto en el puerto de Bahía Blanca. “Si hay una discusión sobre la locación del proyecto, debería tener motivos técnicos y no estar determinado por la afinidad con una provincia o un gobernador. No estamos compitiendo, estamos posibilitando que se lleve adelante una inversión”, reclamó Kicillof.

Lo más leído