WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Nuevo piso de Ganancias

“Será un alivio, pero no cubre el efecto de la inflación”

Lo aseguró en La Brújula 24 Cintia Martínez, economista y docente de Finanzas Públicas en la Universidad Nacional del Sur.

Cintia Martínez, economista y docente de Finanzas Públicas en la Universidad Nacional del Sur, habló esta mañana con el equipo del programa “Una buena razón”, en el aire de La Brújula 24, respecto de la modificación impulsada por el Gobierno en el denominado Impuesto a las Ganancias.

Este viernes, después de reunirse con el presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, anunciaron el cambio en el mínimo que pasa a ser de $280.000.

“El Impuesto a las Ganancias es un impuesto vigente en todas las economías del mundo, generalizado. Lo que tiene el de Argentina son algunas particularidades que no están en otros países. La filosofía general del mismo es gravar a las personas de acuerdo con la capacidad contributiva, es decir que los que más tienen deberían contribuir más. A eso deberían sumarse todos los ingresos que uno tiene y a adecuarse las deducciones, de una manera progresiva”, señaló la especialista en el comienzo de la nota.

Y agregó: “Eso dice la teoría. En Argentina lo que ocurre fundamentalmente en estos últimos años, es que grava ingresos que tienen metido dentro el efecto de la inflación. Las remuneraciones se actualizan frecuentemente como consecuencia de la necesidad de recuperar el poder adquisitivo, entonces los ingresos se ven incrementados pero no porque a la gente le va mejor, es justamente por el efecto inflacionario”.

En esa misma línea, mencionó que “como el impuesto está planteado como progresivo, una misma persona con un mismo empleo en relación de dependencia va pasando de escalas no porque le va mejor, sino porque su remuneración va de acuerdo a inflación”.

De acuerdo a su relato, Martínez indicó que “hay mucha información confusa, el Impuesto a las Ganancias agrupa a un montón de figuras. Por ejemplo está en una misma ley lo que pagan las empresas y lo que pagan las personas. Pero dentro de esa misma situación tenemos personas que obtienen sus ingresos porque tienen renta del suelo y otras en relación de dependencia. Y esta modificación alcanza solamente a los que están en relación de dependencia”.

“Esta modificación solamente va alcanzar a un grupo de personas, alguien en relación de dependencia se verá beneficiado y alguien que tiene una empresa o una sociedad de hecho se verá perjudicado”, aseveró.

A modo de análisis, la profesional comentó que “se anuncia una especie de mejora para un grupo de trabajadores, pero en realidad la medida es simplemente una actualización de un mínimo que ya existía y ni siquiera cubre el efecto de la inflación en ese período. Las personas que estaban en la última modificación, en la evolución del tiempo muchas empezaron a pagarlo nuevamente. Esto trata de recomponer eso, pero no alcanza a cubrir la inflación que hubo”.

“Sin duda va a ser un alivio para las personas que empezaron a pagar indebidamente el impuesto, pero no soluciona completamente el problema que estamos viendo”, aseveró.

Lo más leído