slug; ?>
WhatsApp de Publicidad
Seguinos

"Me partieron una botella en el capot"

Se suman denuncias por ataques de trapitos en el playón de la UNS

En las últimas horas fueron varios los vecinos que dieron cuenta de haber sufrido agresiones por parte de supuestos limpiavidrios en cercanías al playón de la UNS.

Uno de ellos, que prefirió no hacer público su nombre por temor represalias, dialogó con la redacción de La Brújula 24 y contó lo ocurrido pasadas las 20 del domingo. “Yo iba camino al hospital porque tengo un familiar internado y tuve que pasar por ahí, cuando me crucé con dos muchachos oficiando de trapitos que me ofrecían el servicio de limpieza de parabrisas”.

“Más allá de eso, que está bien, el tema es que te amenazan para que les entregues dinero. Yo siempre trato de tener un poco a mano para que me dejen circular, pero lamentablemente no tenía nada en ese momento, porque agarré solo para la farmacia. Al decirles que no, que no hicieran nada porque no tenía plata, el primero se puso muy violento y empezó a golpear la camioneta”, detalló.

Y siguió: “Le dije que cuando volvía le daba y me reclamó que cuidara a los muchachos que trabajan en la calle, le avisó al otro y vino como un barrabrava. ¿Qué pasa si le piso la zapatilla a uno de ellos?, voy preso y pierdo mi trabajo. Evidentemente no estaban en sus cabales, tenían las pupilas dilatadas, muy sacados. Yo soy una persona grande, con 60 años, y si tengo que bajar lo hago, pero no es el modo”.

A modo de reflexión, el hombre comentó que “realmente es algo que tienen que tener en cuenta los ciudadanos bahienses, no es un lugar para circular tranquilo porque no están siendo cuidados. Y al final pagamos los que pasamos por ahí”.

“Golpearon la camioneta, la escupieron, se puso mal mi señora que estaba adentro. Te muestran que tienen un cuchillo, pero me parece que no da. Si hubiera un patrullero de modo disuasivo o cámaras sería distinto. Que pidan, pero que no hagan eso”, cerró con indignación.

Otro caso testigo

Una mujer, también molesta por lo ocurrido, se comunicó con este medio y contó que la víctima fue su hija y un grupo de amigas. “Fueron a bailar al Club y cuando salieron, les dieron 50 pesos por cuidarles el auto. Pero el tipo se enfureció, vinieron otros dos y le exigieron más plata”.

“Este hombre agarró y rompió una botella en el capot, las chicas se asustaron y les terminaron dando todo lo que tenían en la billetera. Creo que 100 pesos cada una. Ahora cada vez que salen tienen que ir acompañados por sus amigos, pero no es la solución esa porque pueden lastimar a alguno de los chicos también”, consideró.

“Yo lo comento para que no le vuelva a pasar a más gente. Además me pregunto que hubiera pasado si las chicas no tenían más plata en la billetera”, indicó.

Lo más leído