WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo condenaron a 17 años

Habló la víctima de un camionero abusador: “Arruinó mi vida”

Los hechos ocurrieron en fechas no precisadas entre los años 2007 y 2009, en calle Coronel Vidal al 1200.

Una pena de 17 años de prisión le impuso el Tribunal en lo Criminal N° 3 de Bahía Blanca a un camionero por los abusos sexuales reiterados que cometió en perjuicio de una joven (en su momento menor de edad) que forma parte de su entorno familiar, en fechas no precisadas entre los años 2007 y 2009.

La sanción recayó en Pablo César Espinoza, cuya conducta fue analizada esta semana por los jueces que integran dicho tribunal, doctores Julián Francisco Saldías, Eduardo Alfredo d´Empaire y Daniela Fabiana Castaño.

Según quedó acreditado en el debate oral, en un domicilio de Coronel Vidal al 1200 Espinoza le realizó tocamientos en las partes íntimas a la víctima, y la obligó a que le practique sexo oral, como así también la penetró contra su voluntad.

Estos hechos fueron cometidos reiteradamente en el domicilio señalado, entre los trece y catorce años de la niña, a quien el encausado atemorizaba diciéndole que, si revelaba los abusos sufridos, mataría a sus abuelos.

El Tribunal resolvió absolver a Espinoza de sucesos tan aberrantes como los descriptos precedentemente por haber “operado la prescripción” de los mismos, en razón de que se registraron entre el año 2003 y el 21 de noviembre de 2007.

Por las pruebas colectadas, se condenó a Pablo César Espinoza como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante reiterado en concurso real con abuso sexual con acceso carnal reiterado, en los términos de los artículos 119 segundo y tercer párrafo y 55 del Código Penal, a la pena de 16 años de prisión, con más la imposición de accesorias legales y costas.

“FUERON TRES AÑOS DE LUCHA CON ESTO”

Esta tarde, la denunciante y víctima de estos aberrantes sucesos, aceptó conversar con la redacción de La Brújula 24.

La joven, en pareja y madre de dos varones, dijo que la motivaba hablar con este medio el hecho de sentir alivio por la sanción impuesta a quien fue su abusador, y para instar a otras víctimas de este u otro depravado, a hacer la denuncia y reclamar justicia.

“Siento tranquilidad que se hizo justicia en una parte. Fueron tres años de lucha con esto. Le dieron 16 años a esta persona pero nunca va a alcanzar la pena a reparar el daño que hizo en mi vida. Tuve trastornos alimenticios y psicológicos. Me quedaron malos recuerdos para siempre a mí. Arruinó mi vida”, expresó.

“Sé de varios casos. Inclusive hay otro caso en mi familia, que arreglaron ellos con dinero porque se manejan de esa manera. Estoy agradecida con la Fiscal Marina Lara. Gente como este individuo no tiene que estar en la calle”, indicó.

Finalmente expresó su agradecimiento a su marido y sus hijos, y a este medio por buscar el valiente testimonio.

Lo más leído