WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

Fiscal Lara, sobre el comisario abusador: “Las arrinconaba para poder tocarlas”

La representante del Ministerio Público dio detalles de la causa que terminó con la condena de Gabriel Zamora, quien sometió a al menos tres mujeres policías en dependencias de la Departamental.

El ex comisario bahiense Gabriel Miguel Zamora fue condenado en las últimas horas a seis años y medio de cárcel luego de ser hallado culpable de varios abusos sexuales cometidos en dependencias de la Policía Departamental de esta ciudad. En tal sentido, la fiscal de Delitos Sexuales, Marina Lara, conversó esta mañana en LA BRÚJULA 24 con relación a la marcha de la investigación que llevó adelante para lograr que cumpla la pena de prisión efectiva.

“La causa inicia en 2019, a raíz de la denuncia de una mujer policía que indicó que en ocasión que cumplía funciones con el imputado, este en condición de jefe realizaba tocamientos inapropiados en el cuerpo de la víctima, por encima de la ropa, situaciones que la hacían sentir muy triste”, resaltó Lara, en su charla con el periodista Germán Sasso y su ex colega Christian Long.

Además, agregó que “sumado a la impotencia de no saber qué hacer, la situación que estaba viviendo se volvió insostenible, por lo que decidió hacer la denuncia. Ella misma mencionó que otras mujeres pasaron momentos similares, las cuales no solo fueron testigos, sino que también dieron cuenta de tocamientos dentro del ámbito laboral, en la delegación de investigaciones donde prestaban servicio”.

“Esto se dio durante diferentes períodos temporales, en algunos casos hasta dos años, Son tres las víctimas en total y la metodología era comenzar de manera paulatina, con situaciones no tan comprometedoras y en un ámbito de hacer un chiste para él. Hacía mención al cuerpo de cada una de las víctimas, luego ante un saludo o acercarse a alguna de las mujeres se producían los tocamientos por encima de la ropa”, aseguró la representante del Ministerio Público, sobre la modalidad utilizada por Zamora, en otro tramo del testimonio radial.

Consultada con relación a los relatos de las mujeres, sostuvo que “en una ocasión, una de ellas denunció un abuso durante un viaje a Tres Arroyos. Paró en la ruta y le manifestó cuestiones sexuales, hasta tocar el cuerpo de la víctima. Todo durante un contexto de acoso laboral, descalificándolas por su condición de mujeres. Una de ellas, la denunciante, lo enfrentó y terminó con cambios en su ámbito laboral, traslados. Todo eso tornó la situación insostenible y se formuló la denuncia”.

“Hay una mujer que prestó declaración como testigo, pero que no quiso instar la acción penal, por eso no avanzamos en la imputación. Las víctimas también comentaron que hubo otras mujeres que han tenido una palmada en los glúteos, pero que no terminaron en una declaración judicial, sabiendo que no es un proceso sencillo. Entre las mujeres policías que trabajaban allí era conocido su accionar, pero entre ellas no lo hablaban por vergüenza, por miedo a que no les crean, hasta que logró declarar la primera”, añadió.

Sobre el final, Lara confirmó que “el lugar de los abusos era en la oficina de Inteligencia de la Departamental, sobre avenida Alem. Hoy Zamora está detenido y la idea es, como los años que le impusieron son de efectivo cumplimiento, que siga en prisión. La condena llegó como consecuencia de un juicio abreviado. Legalmente, el haberse producido los abusos en un ámbito de trabajo agrava la conducta e impone una sanción mayor”.

“Se acercaba, las arrinconaba contra la pared y aprovechaba el saludo para tocarle los pechos o la vagina por encima de la ropa. En su declaración, Zamora se despegó de las acusaciones y mencionó que eran cuestiones de índole laboral. Dijo que era una cuestión vinculada con un problema con una de las denunciantes. Se despegaba de la imputación permanentemente”, cerró.

Lo más leído