WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SENTENCIA EN LOS TRIBUNALES LOCALES

Es reincidente: fue condenado a ocho años de cárcel por manosear a dos nenas

Cristian Fernando Talmón registra otras penas de prisión por delitos de similares características.

Una pena de 8 años de prisión le impusieron a Cristian Fernando Talmón, un hombre de 39 años reincidente en delitos contra la integridad sexual, que hoy fue hallado responsable del abuso de dos menores 4 y 7 años que estuvieron a su cuidado en Bahía Blanca.

Talmón fue juzgado por “abuso sexual simple y abuso sexual agravado por estar el imputado a cargo de la guarda de la menor, dos hechos” y “abuso sexual simple y abuso sexual agravado por estar el imputado a cargo de la guarda de la menor, dos hechos, en concurso real de delitos”.

El juez Eugenio Casas, titular del Tribunal en lo Criminal N° 2 a cargo del veredicto condenatorio, subrayó que “todos hechos concurren realmente entre sí” y dejó constancia de la condición de reincidente del condenado.

El magistrado fue enfático en el fallo al echar por tierra el intento del acusado de desligarse de los hechos denunciados. “Ningún dato hay para indicar que alguien indujo a las menores a mentir”, indicó Casas.

En el mes de septiembre de 2004 Talmón fue condenado por el Tribunal en lo Criminal N° 3, a 15 años de prisión por abuso de cuatro menores, hechos cometidos también en esta ciudad.

Y en 2010, a partir de la unificación de penas, lo sentenciaron a 16 años y 9 meses de prisión de efectivo cumplimiento, sanción que venció el 4 de diciembre del 2015.

Según explicó a la redacción de LA BRÚJULA 24 la Dra. Viviana Lozano, abogada que representó a los particulares damnificados, tras la denuncia que en 2017 hizo la madre de las menores víctimas la fiscalía reunió elementos más que suficientes para probar la materialidad de los abusos sexuales y la responsabilidad en los hechos de Talmón.

Al testimonio inicial de la mamá se le sumaron las declaraciones de las víctimas en Cámara Gesell; los dichos de otros familiares (abuelos, tías); y los informes psicológicos y pericias forenses.

“Hubo abuso sexual simple y agravado por la guarda. Se aprovechó de quedarse solo con las nenas y las manoseó. Cuando poco más de un año y medio después fue detenido, sabíamos que tenía antecedentes por condenas previas”, agregó.

El juez no hizo lugar a los pedidos de la fiscalía y de los particulares damnificados, de 14 y 20 años de prisión, respectivamente, y falló por una pena de 8 años de cárcel. Tampoco avaló la solicitud de la abogada de la familia de las menores, quien pidió tratamiento psiquiátrico y psicológico obligatorio para el encausado.

“Cuando él salga, hay que lograr la reinserción social. A esto último el juez no me hizo lugar porque consideró que no se había acreditado la necesidad y que podía ordenarlo el Juez de Ejecución Penal cuando la sentencia quedara firme”, precisó Lozano.


Lo más leído