WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Gabriel González Da Silva

Bobinas Blancas: "Se comprobó cómo era toda la operatoria"

Además, el representante del Ministerio Público Fiscal aseguró en La Brújula 24 que "me quedan dudas sobre los controles que se hacían en el Parque Industrial".

Tal como se informó en las últimas horas, el fiscal Gabriel González Da Silva pidió penas de entre 5 y 15 años de cárcel para los siete acusados en la resonante causa "Bobinas Blancas", en la que se pudo secuestrar dos mil kilos de cocaína embalados en rollos de acero, ocultos en un galpón del Parque Industrial bahiense.

En tal sentido, el profesional dialogó con el periodista Germán Sasso, por LA BRÚJULA 24, y dio detalles de cómo fue la investigación. "Lo ocurrido es una sucesión de cinco audiencias en las que alegué, que me llevó mucho tiempo no solo por la extensión de lo que había que valorar, eran 67 cuerpos de causa, como 20 incidentes, más lo que declararon los testigos".

"Se hizo extenso y ayer fue la conclusión que tuvo que ver con el análisis de algunas situaciones particulares, del grupo que operaba en Bahía, el delito que se imputaba y las responsabilidades que tuvo cada uno. El pedido de pena que también fue algo extenso, con precisiones por ejemplo vinculadas a las multas que pedimos", expresó el fiscal.

Respecto de la valoración que se hizo en torno a las confesiones previas de los acusados, señaló que "es algo que no se puede dejar pasar por alto, más allá de que yo probé por vía indirecta y aclaré al Tribunal que lo tenía que hacer pese a las confesiones, porque temía que encubrieran a alguien. Necesitaba saber si confesaban libremente o trataban de hacer zafar a otros que no estaban presente en la causa".

"Esto es una circunstancia atenuante porque facilitó un poco el avance de la causa. Es algo a tener en cuenta, que se tiene que valorar al momento contemplar la pena", indicó.

Más de González Da Silva

La operación. "Es una banda que se instaló en el país en el 2014, mucho antes de los hechos, venían con una logística preparada, el diagrama de lo que iban a hacer, esto fue probado. Una parte de la banda que era vigía desde el exterior, México sobre todo, y con una parte que podía tener residencia en España. Vinieron a preparar todo el terreno para poder exportar la cocaína que ingresaba a la Argentina y sacarla mediante un procedimiento que no fuera detectado".

"Tuvieron dos métodos, camuflada en piedras de cuarzo y en las bobinas. De hecho tenían un cuaderno en el que estaba el detalle de la operatoria. Fue ingeniería realmente, una logística impresionante, con un gasto impresionante. Era la compra de todos esos materiales más la mantención de los que estaban acá".

"Necesitaban reforzar todo el sistema de electricidad donde estaban almacenadas las bobinas, usaban una maquinaria de tal envergadura que no permitían que la red eléctrica funcionara adecuadamente, por lo que compraron generadores entre otras cosas". 

"La presunción es que han sacado material en otras oportunidades, es una causa que tramitó en Mendoza. Para exportar las bobinas hicieron muchísimas pruebas anteriores mandando rollos de acero no contaminados, bobinas de verdad, para estudiar como se manejaban los puertos extranjeros. Cuando se cercioraran de que podían pasar iban a largar el campamento".

Mexicanos. "Tuvimos un movimiento importante en la Argentina. Todo esto componía una red internacional dirigida aparentemente desde México, por un sujeto del que no conocemos el nombre, pero que se hacía llamar Licenciado, y era quien financiaba toda la operación".

"Tuvieron una vida normal en un departamento de la calle Ceballos, entraban y salían tranquilos. En otro momento vinieron dos mexicanos de otro nivel y se dieron la gran vida, se alojaron en el Land Plaza, se hacían llevar y traer. Viajaban en ómnibus por dos motivos, primero porque no les pedían DNI y segundo porque en avión está la PSA que sí detecta los billetes circulando".

Puerto de Bahía. "Realmente no quedó determinado por qué lo eligieron, sí se sabía que en todo momento se pensó en Bahía Blanca. Yo supongo que tiene que ver con que en Buenos Aires hay muchos más controles. De hecho alquilaron varios galpones acá, y tenemos los testimonios de dueños que empezaron a sospechar que algo raro había. Los contratos daban cuenta de movimientos con piedras de cuarzo y eso no pasaba, se movían bobinas nada más. Se ve que esos galpones tenían menos controles y podían moverse con tranquilidad de uno a otro". 

"Por suerte todo pudo unirse y comprobar las dos patas que operaban en la Argentina, como había cruces de dinero y compras que se hacían recíprocamente. Salió todo redondo, veremos ahora qué dice el Tribunal".

"No creo que haya habido cómplices bahienses, creo que operaban entre ellos. Manejaban mucho el tema de la confianza, era gente que no tenía un nivel de difusión mayor, veían gente que trabajaban en forma sencilla y luego cuando veían que podían usarlos para otra cosa, lo hacían. Me queda la duda de los controles en el Parque Industrial. Es extraño, pero al menos de lo que se desprende de la causa yo no tengo mayores datos".

Solicitud de pena

Las máximas condenas fueron solicitadas para los mexicanos Max Rodríguez Córdova, Jesús Madrigal Vargas y Gilberto Acevedo Villanueva -pidieron 15 y 14 años respectivamente-, por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de tráfico de estupefacientes en su modalidad de almacenamiento, agravado por la intervención de tres o más personas.

En tanto, el fiscal consideró al argentino Emanuel García como autor penalmente responsable del delito de lavado de activos de origen ilegal y solicitó una condena de 8 años de prisión. Por último, para Marcelo Rafael Cuello y Amílcar Darío Martino solicitó 6 años, mientras que para Darío Maximiliano Cuello requirió una pena de 5 años. En estos últimos tres casos, González Da Silva los consideró partícipes secundarios.


Lo más leído