WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la región

No le fiaron, se enojó y le tiró lavandina a la dueña del local

“El cliente siempre tiene la razón”, dice el viejo dicho, pero tiene algunas excepciones. Ante la negativa de la dueña de una despensa de fiarle a una vecina, se generó una pelea que terminó con la almacenera en la guardia del hospital, donde le realizaron una intensa limpieza en el cuerpo ya que la mujer con la que discutió le arrojó un litro de lavandina.

El hecho sucedió en Las Grutas y la víctima del ataque debió ser trasladada al hospital donde ingresó a la guardia con riesgo de intoxicación. Luego de la atención de los especialistas, fue dada de alta y logró regresar a su casa.

De acuerdo a la denuncia radicada en la Comisaría 29° de la villa balnearia rionegrina, todo se originó en una pequeña despensa de la calle Futa Ruin al 600, en uno de los barrios ubicados en el ingreso a la localidad. 

Hasta el comercio fue una niña, quien enviada por su madre, llevaba una lista para comprar mercadería. Además, debía pedirle a la almacenera que si le podía anotar el pedido en la cuenta, ya que su mamá no tenía plata. La comerciante se negó al pedido y la menor tuvo que regresar a su casa con la bolsa de las compras vacía.

La mamá, enojada por la actitud de su vecina, no dudó en ir personalmente al almacén a quejarse. Entró al negocio enfurecida y comenzó a gritarle a la dueña. La discusión fue subiendo de tono y de los gritos pasó a las agresiones. Allí fue cuando la mujer, delante de su propia hija, le arrojó un litro de lavandina en el cuerpo a la almacenera.

Con la ropa y el cuerpo lleno del líquido, y ante el riesgo de sufrir quemaduras o una intoxicación, la víctima fue trasladada por su familia al hospital de Las Grutas donde debió ser atendida de urgencia para evitar complicaciones más severas.

Fuente: Mejorinformado.com

Lo más leído