WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

Gay, sobre la muerte de Rafael Emilio Santiago: “Fue un maestro y guía”

El Intendente evocó a su ex compañero en el periodismo. “Se nos fue un pedazo enorme de la historia de Bahía Blanca”, sintetizó el jefe comunal.

Foto: La Nueva.

El intendente Héctor Gay se pronunció esta mañana en LA BRÚJULA 24 con relación a la muerte de Rafael Emilio Santiago, con quien compartió décadas en el periodismo, y se mostró dolido por la noticia que conmocionó a la opinión pública.

“Fue un maestro ante todo. A todos nos pasó, a quienes estuvimos en la profesión contamos con esta clase de guías en el periodismo. Siempre reconocí a dos maestros esenciales: él y Norman Fernández. Cuando asumí la intendencia por primera vez los invité a ellos dos para que estuvieran en primera fila, una suerte de reconocimiento. Por eso, mi relación con Santiago iba más allá de ser compañeros de trabajo”, mencionó el jefe comunal, excompañero de “el Negro” en LU2.

Y recordó en su charla con el periodista Germán Sasso: “Fue un shock impactante porque la semana pasada había hablado con él. Me dijo que cuando estaba llegando a los 80 años no hay derecho a que me roben años de mi vida porque no tengo revancha. El encierro lo había afectado muchísimo, independientemente de su problema de corazón que terminó con su vida ayer por la tarde”.

“Cuando la gente se jubila hay distintas actitudes, que aprovecha para hacer cosas que no había hecho antes y otros que son más pasivos. El Negro había encontrado múltiples actividades, no solo el gran hobbie de pescador que ejercía en cualquier momento del año rodeado de amigos, sino también ver a sus nietos jugar al básquet y el orgullo que tenía por el que tenía viviendo en Estados Unidos”, sostuvo el jefe comunal en otro segmento de la entrevista radial.

Por otra parte, lo graficó del siguiente modo: “Como dijo (Juan Carlos) Meschini, se fue un pedazo enorme de la historia de la ciudad, un autodidacta que no había estudiado y que se había esforzado por lograr un conocimiento. Gran lector y cinéfilo. Parecía un duro y hasta mal llevado en algún momento, escondía detrás de esa fachada una bonhomía que muchos pudimos disfrutar”.

“Durante un Mundial de Fútbol, al que él no fue e hizo los comentarios desde aquí para Canal 9. Todavía vivía en White con sus hijos que eran chicos y un día hizo un cambio con algún compañero del área de deportes y se fue a la casa, a sentarse al sillón robusto para seguir los acontecimientos deportivos. Allí se encontró con el novio de su hija, sentado en ese lugar casi sagrado, te imaginás la cara del Negro, se le plantó al lado y le dijo ‘Flaco, querés un whisky'”, recalcó como anécdota.

Por último, sentenció: “Como esa, mil anécdotas más. En una época en la que viajaba poca gente, él lo hacía, sobre todo antes de la década del 90. Por eso, un tipo como él que tenía una dialéctica especial, se transformaba en una enciclopedia de anécdotas que monopolizaba el interés y era una delicia. Tenía una capacidad fantástica para describir a personas y lugares”.

Lo más leído