WhatsApp de Publicidad
Seguinos

palabra de crack

Un "Loco" suelto en La Brújula 24: "MasterChef me cambió la vida"

En medio de una apretada agenda, Hernán Montenegro contó detalles de su día a día. La exposición por su participación en el programa, el cariño de la gente y qué lo motivó a aceptar el desafío. "Yo ya gané", afirmó.

Hernán "El Loco" Montenegro está pasando por uno de los mejores momentos de su vida. A sus 54 años, la exposición que le genera su participación en el programa MasterChef Celebrity, y en especial el cariño y admiración que le demuestra la gente a diario, así lo evidencian.

Esta mañana, en diálogo con el periodista Germán Sasso, por LA BRÚJULA 24, el ex NBA habló de todo eso y un poco más, más allá de una agenda apretada por los distintos compromisos que tiene que afrontar. "Para mi es madrugada este horario. La verdad que todo esto es inesperado, estaba la posibilidad en la edición anterior, pero no se dio. Así que ahora disfrutando, jugando, tratando de hacer lo mejor posible", contó.

Y agregó, respecto del día a día: "La exposición es tremenda, me cambió la vida. Hasta tuve que modificar el grupo de trabajo, imposible explicarlo con palabras, hay que vivirlo. Estoy contento, cada tanto la vida te sorprende para bien".

A modo de ejemplo, el "Loco" señaló que "el que me terminó de convencer fue el Mono -cantante de Kapanga- . Estaba trabajando en Palermo, charlando, y me dijo que le había cambiado la vida. Eso me ayudó cuando me llamaron para decir que sí, porque una cosa es lo que se ve por tele y otra muy distinta es vivirlo".

"Esto no tiene nada que ver con nada, salgo a la calle y me saluda un nene de 6 años y una mujer de 90, es un regalo que me da la vida".

"Por el cariño, yo ya gané en MasterChef. A mi me dio la posibilidad de que la gente me conozca un poco más por lo que soy. Esto es tremendo, un alcance que no viví nunca, tengo el teléfono estallado", referenció.

Y completó con una faceta personal. "Hace más de 30 años que cocino, pero soy básico en ese sentido. Esto es otra cosa, es la NBA de la cocina, la exigencia es continua. Es subir el Everest todos los días".


Lo más leído